Éramos pocos…


 

El detective rockanrolero

¡…y parió la abuela!

 

Sigo empeñado en que este psiquiátrico esté formado por más editores que lectores, así que por fin he ultimado el fichaje de un nuevo personaje: Fayrlane.

Se trata de un tipo peculiar.  Nacido, criado y embrutecido en los suburbios más oscuros de Getafe, desde su más tierna adolescencia cautivaba con su dulce mirada a las chicas más extrañas con las que se cruzaba.  En esa época (finales de los ochenta) todavía no se usaba la palabra “friki”, pero hoy podrían haberle bautizado como “el capricho de las frikis“.

Dotado de una prodigiosa e innata capacidad para el cálculo matemático, Fayrlane decidió no mostrarla al vulgo.  De hecho, no consta que se la haya mostrado a nadie, pero yo estoy seguro de que la tiene.  Bueno, casi seguro… 🙄

Fan del buen cine (de ahí su icono), por esas vueltas que tiene la vida, ahora Fayrlane dirige una entidad bancaria.  Pero asegura que él no tuvo la culpa de la crisis.  Y yo le creo.

Señoras y señores, enfermos todos, es un placer presentar en zoociedad a mi amigo de la infancia y ahora compañero en estas lides internetarias.  Con todos ustedes, Fayrlane.

Otro enfermo en el psiquiátrico


Estos cigarritos de la risa me ayudan a concentrarme...

Se veía venir.

Que Sceet pasase a formar parte de los enfermos “en nómina” de este blog era sólo cuestión de tiempo. Y el tiempo ya ha pasado, así que… ¡temblad enfermos, el Apocalipsis se acerca!

Dejadme que os lo presente…

Desde la Tierra de la Butifarra Naciente, viene este muchacho joven de edad, pero con más años de sentido común de los que podemos encontrar en todo el personal que llena cualquier campo de fútbol durante un fin de semana.

Ojo, eso no convierte a Sceet en un tipo estable. De serlo, no estaría en plantilla. Como a todos nosotros (sí, a ti que lees esto también te incluyo) se trata de un personaje afectado gravemente por el porno que hay en internet, la violencia de los videojuegos y la contagiosa estupidez de nuestros políticos.

Por ello A pesar de ello, es para mí un honor presentar en zoociedad al habitante de la capital de la Hispania Citerior, al doctor Lavoisier de la birretina, al contertulio bilingüe y bicéfalo: Sceet.

P.D.- ¿Quién sabía que “Sceet” significa “vagina todavía caliente de una mujer recién muerta“? No me invento nada, mira aquí.  Otro motivo para tenerle en plantilla. ¡Bienvenido! 😀

Por fin una guerra justa


"Algunos euros" es un eufemismo, claro...

Siempre pensé que las palabras “guerra” y “justa” no podían estar en la misma frase.  Hoy reconozco en público mi error al leer el ABSOLUTAMENTE GENIAL artículo del abogado Fabián Plaza Miranda en su blog Guerra a la SGAE.  Es tan bueno, tan grandioso, que no digo más, sólo leedlo.

LEE EL ARTÍCULO

¡¡A las barricadaaaaas!!

Somos más (pero no mejores)


Sí, Cargenio siempre se tapa la cara cuando aparece en películas "raritas"...

Decididos como estamos a que este blog se convierta en el primer blog de todo internet con más escritores que lectores, hoy damos otro paso en esa dirección con el fichaje galáctico de…

¡Cargenio!

En la Moncloa respiran tranquilos ahora que han conseguido introducir un topo en este blog tan crítico con ministras miembras y tipos con cejas “joker-style”, entre otras excelentísimas garrapatas.  Y eso es bueno, la variedad en los puntos de vista siempre es algo de agradecer.

Pero dejadme que os lo presente: Cargenio es un tipo algo más mayor que yo, aunque mucho peor conservado.  Su vida laboral le convirtió en un personaje de altos vuelos, si bien su pasado barriobajero (vale, su barrio era mejor que el mío… ¡¡pero no mucho!!) le hizo conservar una uña de águila en un dedo meñique.  Afortunadamente, la paternidad le hizo reflexionar y eliminar ese arma blanca que le hacía parecerse al doctor Maligno, pero con melenas.

Señoras y señores, tengo el placer de presentarles al filósofo de los 35.000 pies de altura, al azote del imperialismo yanki y de los partidos derechosos, al monje Shao-Lin del baloncesto mundial: Cargenio.

La familia sigue creciendo…


Esa nariz tan roja... ¿¿dónde está mi botella de vino??

Ha sido un parto difícil, nos ha costado un riñón pero por fin un nuevo miembro (perdón, ministra, perdón… en realidad es una “miembra”) entra a formar parte de este humilde psiquiátrico.

Recibamos con un merecido aplauso a… ¡¡femaesa!!

Hay muchas esperanzas puestas en esta chica y ella no tenía muy claro lo de escribir en este blog, así que he decidido tirar de talonario y ofrecerla un sueldo sin precedentes: femaesa cobrará desde hoy mismo el triple diez veces más que cualquier otro de los redactores, pasando a ser la “Cristiana Ronalda” de la web.  Pronto veréis que es un capital bien invertido.

Femaesa es todo un carácter.  Tras una melena roja y ojillos picaruelos, ha sido la única persona en el mundo capaz de convencer a elgarro para ir a montar en bici ¡con sillín y todo!

Sin más dilación, señoras y señores con todos ustedes la gran esperanza blanca del centro de la meseta, la Marion Jones de la rebotica, el terror de los bares nocturnos: femaesa.

La familia crece…


dutybrain, te queremos... (igualito-igualito que cuando te reciben en esa asociación que frecuentas... ¿cómo se llamaba? ;) )

dutybrain, te queremos... (igualito-igualito que cuando te reciben en esa asociación que frecuentas... ¿cómo se llamaba? 😉 )

Como se puede comprobar en el panel lateral de “Quiénes somos”, un nuevo enfermo se ha unido a este miserable blog.  Echadle un vistazo, si os apetece.

Así que desde hoy ya podréis deleitaros con la bazofia mental que acumula dutybrain.  Seguro que es mucha y de muy buena calidad.

Ya lo sabes, duty: no defraudes a tu público. emoticono-escuchar-musica

P.D.- Por cierto, a ver si se apunta alguna chica al psiquiátrico, que esto parece un campo de nabos…

Visitantes de este blog


Internet es algo grandioso.

Gracias a internet pude entablar amistad con mis amigos chilenos, formando parte de Begins durante dos años y contribuyendo (o, al menos, intentándolo) a mejorar la comunidad de usuarios de software libre.

Ahora, desde este blog y gracias a internet, puedo expresar un montón de opiniones, publicarlas, y que puedan ser leídas en los lugares más remotos del planeta.  ¿No es increible?

Pues resulta que, aunque yo mismo no lo acabe de entender, hay lectores de este blog repartidos por todos los continentes.  Aquí una muestra:

¡¡Un visitante desde Alaska!!

¡¡Un visitante desde Alaska!! (clic para ampliar)

Hay que ver lo que se aburre la gente en Alaska para visitar este humilde blog ¿no creéis?  Porque si este visitante (por cierto, ojalá ponga un comentario) me parece extraño por su lejanía, todavía los hay más raros…

Sigue leyendo