Querer es poder


Una cosa particular que he encontrado en todas aquellas personas a las que he llegado a conocer un poco, es la variabilidad de la confianza en sí mismos. Uno puede toparse a alguien fuerte, gallardo y sin temor nada, pero con el paso del tiempo, al  conocerlo mejor, encontrar miedos e inquietudes en su ser. Y al contrario, conocer a alguien tímido y con poca confianza, capaz de una heroicidad en determinadas circunstancias.

Sigue leyendo

Zoociedad


Ayer por la noche fue el gran partido Real Madrid- Barcelona. Yo había quedado con unos amigos para verlo, pero sobre las 20:30 empecé a encontrarme mal, así que les dije que no iría y a las 21:00 estaba durmiendo plácidamente. Soy de los que piensan que la mejor cura a cualquier mal es dormir, pero eso no viene a cuento ahora.

Sobre las 6 de la mañana me he despertado porque no podía dormir más, bueno, realmente me han despertado unos gritos en la calle. Una mujer le gritaba a su novio/marido/amante que le dejará en paz, que era un mal hombre, al ritmo que le daba ostias y gritaba como una loca. Justo cuando iba a llamar a los Mossos han aparecido dos coches del mencionado cuerpo policial. Tras un rato en que la mujer parecía muy alterada explicándoles que él le había puesto los cuernos con una zorra (que según ella tenía un culo muy gordo), los policías se han dispuesto a llevarles a los dos a comisaría.

Sigue leyendo

Anécdotas policiales (14)


Retomo la mundialmente famosa saga de anécdotas policiales para relatar una de las últimas que ha sucedido en el honorable cuerpo del que formo parte.  Breve, pero muy significativa del papel que desempeña la policía en nuestra sociedad actual… :mrgreen:

Poco antes del cansino día de los enamorados, se recibió una llamada en la central de comunicaciones.  Al parecer, una persona se había quedado encerrada en su domicilio y solicitaba ayuda.

Sigue leyendo

Anécdotas policiales (13)


policiaEsta vez soy yo quien decide salir del armario y se anima a contar una anécdota policial.

Serían las dos de la tarde cuando recibimos una llamada de una mujer que dice que no puede entrar en su casa, que lleva más de media hora llamando a la puerta, que su marido no le abre y teme que le pudiera pasar algo al marido.

Allí nos plantamos mi compi y yo, en un descansillo de escalera en el que todas las puertas estaban abiertas excepto una, y en la que había más gente que en el camarote de los hermanos Marx. Sigue leyendo

Anécdotas policiales (12)


policiaA punto de convertirse en un culebrón, la lista de anécdotas policiales sigue creciendo.  Vamos con la número 12.

Era una tarde-noche de otoño, como podría ser una cualquiera de estas fechas en las que estamos.  Había ocurrido un accidente mortal en la nacional A4, a la altura de Pinto, en sentido Madrid.

No parece muy gracioso, pero sí que tuvo su chiste… :mrgreen:

Sigue leyendo

Anécdotas policiales (11)


policia

Sigue creciendo la lista de anécdotas policiales.  Somos un caso perdido.

Día 11 de agosto de 2009, sobre las once de la mañana.  Uno de los agentes de nuevo ingreso (también conocidos como “bichos”, “chivines”, “practicantes”, etc…) recibe su bote de recogida de muestras de orina y se le informa:

Mira, tienes que ir al reconocimiento médico el día 20 de septiembreojo a ese dato, porque es importante, no olvidemos que esto ocurrió el 11 de agosto- a tal sitio con esta muestra de orina.

Yo creí que eso era una indicación sencilla.  Más o menos todos los currantes nos hemos hecho algún análisis de sangre y orina en la empresa, así que no debería haber ningún problema.

Pues no es así…

Sigue leyendo

Anécdotas policiales (10)


¿Se somete usted voluntariamente al control de alcoholemia o debo ser mala-mala?

¿Se somete usted voluntariamente al control de alcoholemia o debo ser mala-mala?

Hace poco, nuestro visitante enfermo (aquí todos somos enfermos, se siente) G3r me hizo recordar una anécdota que me pasó hace muchos años junto a una patrulla de la guardia civil de Pinto.  Todavía hoy surge en alguna conversación con el compañero que me pasó, es de lo más divertida y… ¿¡erótica!? 😯

Otra más para la lista, que sigue creciendo.  Allá va.

Sigue leyendo