Nos dejó Max…


Ayer por la mañana se fue uno de los seres más bellos que he tenido la suerte de conocer en toda mi vida y no es otro que Max, mi sobrino.

Max

A sus 14 años, casi 15, ya no tenía más energía aunque hasta el sábado notaba esa alegría cada vez que nos veía… Pero sus patas ya no eran capaz de levantarle para hacer ese movimiento tan suyo que parecía bailar claqué,y aunque había ganado otras batallas ésta la estaba perdiendo.

Ayer domingo nos dejó, se fue con la misma tranquilidad que había marcado su vida, dejando un vacío enorme…

Te echaré mucho de menos Max.

Adiós, mi “bailarín de claqué”.

Un motivo más


Algunos (pocos ya) todavía me preguntan por qué apoyo al 15M.  Me recuerdan a un chico que empezaba a jugar al ajedrez y, aprendiendo, me hizo hace ya muchos años esta pregunta: “¿Te importaría explicarme, así por encima, la defensa siciliana?”

Vaya.  La defensa siciliana.  Posiblemente la defensa más estudiada del ajedrez, sobre la que se han escrito miles de libros, con infinidad de variantes, toneladas de documentación, centenares de grandes maestros a sus espaldas… y yo debía explicarla “así por encima”.

A ese chico le respondí “Lo siento, no puedo hacer eso.  Pero practícala y decide si es tu estilo o no.”

¿Por qué apoyo al 15M? No hay un (único) motivo, es más un sentimiento.  La sensación de que las cosas no están bien.  Y la sensación mucho, muchísimo peor, de que no están bien porque nosotros mismos no queremos que mejoren.  No es sólo lo cabrones que son nuestros políticos, ni los buitres que anidan en los bancos, ni la indiferencia con la que todos miramos al mendigo en la calle.  Hay millones de motivos.

Para mí, este vídeo es eso.  Un motivo más.

Poesía urbana


Estamos rodeados de arte y de artistas.

Sin saberlo, quizá esa persona con la que coincides cada día en el tren es un virtuoso tocando el violonchelo.  Es posible que la cajera de tu supermercado sea toda una eminencia en la fabricación de cometas.  O quizá tu vecino de al lado podría recitar de memoria y con sentimiento los poemas menores y mayores de Góngora, ¿por qué no?

Hace poco, elgarro me mandó por correo electrónico una de esas muestras de poesía urbana a las que me refiero en el título de esta entrada.  Es esta:

(clic para ampliar)

“La talla 38 me aprieta el chocho!”.  Como decía Becquer, “¿Qué es poesía? ¿Qué es poesía? dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul… ¡poesía eres tú!“.  ¡Cuánta razón tenía Becquer!

Sigue leyendo