Asfixiarte con dulzura


No, no me refiero a las calamidades que nuestro querido presidente del Gobierno nos hace pasar con sus famosos “recortes”.  Ahí no hay dulzura.

Me refiero literalmente a lo que he escrito: asfixiarte con dulzura.

¿Alguien recuerda a Gina Carano? Hablé de ella hace tiempo y, por estas casualidades de la vida, me la he vuelto a encontrar por las procelosas aguas de la red de redes.  ¿Haciendo qué? Pues asfixiando a un presentador de televisión.  Con mucha dulzura, eso sí… emoticono-angelito

#12M15M


Hace unos días, mis compañeros perroflautas pinteños, con ocasión del próximo aniversario del nacimiento del 15m,  me ofrecieron participar en un vídeo.  Debido a un montón de dificultades personales y profesionales que no vienen al caso, no participé.

Ahora, viendo el resultado, puedo decir que será una de las decisiones peor tomadas de mi vida…

Punset, Bimbo y… ¿Viagra?


Últimamente ponen mucho este anuncio de Bimbo en el que Eduard Punset tiene un papel estelar.

Rodeado de chavalas jovencitas y de mucho muchísimo mejor ver que él, este simpático catalán ya entrado en años se ve metido en una encerrona lingüística:

– Pero ¿se pondrá duro? (le pregunta la morena, con mirada inquisitoria)

– No. ¿Quieres pruebas? (responde Punset)

Pobrecito mío.  Es que la edad no perdona… 🙄 ¡Ánimo Punset, que la pastillita azul es una amiga!

P.D.- ¿Qué carajo pinta el número e (la probeta con el líquido verde) entre los añadidos al pan?

Minutos musicales: weather girls


Quizá sea casualidad, pero ahora que se ha terminado la celebración del orgullo gay en Madrid, no para de sonarme esta musiquita en la cabeza.

Y como es una de las cancioncillas más divertidas y que más buen rollo transmite a quienes la escuchan, pues hoy toca mover un poco el culito con las Weather Girls.  ¡It’s raining men! ¡Aleluya!

 

Los “nosotros” que hay en “mí”


No sé muy bien cómo, pero acabé topándome en internet con este vídeo de YouTube que, apenas viendo los primeros minutos, me fue imposible dejar de ver.

En él, la doctora Jill Bolte Taylor, una neuroanatomista estadounidense, cuenta la forma en que vivió un trauma personal… o quizá no fue tal trauma y lo que le ocurrió fue algo grandioso.

Sea como fuere, a mí me pareció fascinante, divertido, emocionante y profundo, todo a la vez.  Aquí está: