Se me acabaron las vacaciones


postvacacionalGuuaaaaaaa, guuaaaaa…. mamá, mamá que no quiero, guuuaaaaa, guuuaaaaa…..

Snif, snif, sí, sí, para mi tristeza se me están acabando las vacaciones, y el lunes me incorporo de nuevo a mi insufrible curro. Pero ¿por qué son tan cortas?, yo quiero un convenio como los Reyes Magos, que trabajan una vez al año y encima de mentira. Ahora a aguantar otro añito hasta volver a irnos.

Las vacaciones han sido de lo más provechosas, me ha dado tiempo para estar en la playita (prácticamente sola y sin niños), irnos a la Rioja (de trece días que pensabamos estar, al quinto nos volvimos porque ya habíamos visto todo lo que teníamos que ver) e irnos finamente y sin planificarlo antes a Paris.

Sigue leyendo

¡¡¡¡¡Me voy de vacaciones!!!!!


Después de un año durillo y después de un verano largo e interminable, ahora toca irme de vacaciones.

Y aunque llevo ya unos días descansando en casa, quería dedicar la siguiente canción a todos esos que me han dado envidia cuando se iban, y en especial  a Reygecko, que esta mañana me ha llamado para recordarme que se me estaban acabando las vacaciones cuando estaba haciendo las maletas. Quien no se consuela es porque no quiere.

Nos vemos a la vuelta.

PD: A la vuelta prometo volver con depresión postvacaional.

Fuentes: Youtube

Siempre me encuentro a alguien


¿No os ha pasado que estando de vacaciones os encontráis con gente conocida? Te marchas a veces muy lejos y en los lugares más insospechados te encuentras a un vecino, a alguien del curro… joder, joder, joder, como para ir con compañía poco apropiada y que te pillen de marrón 🙂

Este año que hemos estado fuera de la península en un lugar apartado hemos desconectado del día a día, del curro, de la tecnología y por fín no nos hemos encontrado con nadie conocido…. ¿o sí?

Sigue leyendo

Vacaciones


Pues sí, me largo de vacaciones.  Este batiburrillo queda en las peligrosas manos de mosval, elgarro y soyari (¿sigues ahí, soyari?), que yo me he ganado unas merecidas vacaciones.  Cuando leas esto (si es que alguien lo lee), probablemente yo estaré remojando mi culito en las playas de Túnez.

Pero no respires tan tranquilo.  A finales de mes, volveré… (y no es una amenaza, aunque lo parezca 😉 )

A los pingüinos también les gusta el calor de vez en cuando...

A los pingüinos también les gusta el calor de vez en cuando...

¡Hasta pronto y disfrutad de las vacaciones! 😎

Icono: TuxFactory.

El estómago no habla


mercado-vacio Me comentaba ayer mi madre que fue al mercado (un mercado de los tradicionales que hay en muchos barrios) y no habia nadie. Entró y estaban todos los dependientes en formación, de pie, firmes detrás de sus puestos. Los carniceros, el pollero, el pescadero, los fruteros, todos sin excepción. “Es comprensible -le dije- estamos a finales de mes”.

Se acercó al carnicero y le preguntó: “¿Qué ha pasado? Parece como si hubiera venido el de la máquina pulidora del suelo y hubiera arrastrado fuera de aquí a toda la gente”.

El carnicero le dijo: “A la gente le gusta irse de vacaciones (nota.- estamos en una semana que, además de ser final de mes, está entre los días festivos de Semana Santa y el puente de Mayo) y presumir delante de los demás de si me he ido a tal sitio o a tal otro y lo morena que estoy. Y claro, como el estómago no habla….

Paisssss…

Fuente: segundamano.es

Predicciones meteorológicas vs. vacaciones de Semana Santa


Uyuyuyyyyy... ¿no hay demasiados soles en la costa levantina y andaluza? Ah, que es la previsión para semana santa...

Uyuyuyyyyy... ¿no hay demasiados soles en la costa levantina y andaluza? Ah, que es la previsión para semana santa...

Supongo que la carrera de meteorología no debe ser nada fácil, aunque estoy hablando sin saberlo realmente.  Desde luego, si la carrera es difícil, a algunas les ha sentado muy bien.

Sin embargo, hay algo que me llama la atención: cada año, cuando se acercan determinadas fechas, resulta que cualquiera puede hacer de meteorólogo con un estrecho margen de error.  Me explico…

Se acercan las vacaciones de semana santa, que este año empiezan el día 9 de abril, y curiosamente se suele producir un fenómeno meteorológico que hace que predomine el buen tiempo y las temperaturas elevadas en todos los lugares de la costa donde se espera un turismo típico “de sol y playa“.

No me extrañaría que luego cayese el segundo diluvio universal pero, por supuesto, sería algo totalmente imprevisible… ¿verdad?

A uno, que es bastante mal pensado, le parece que en determinadas fechas señaladas del año quienes elaboran la previsión meteorológica no son los meteorólogos, sino los propietarios de hoteles.  No sea que un chubasco arruine una temporada, que ya están bastante jodidas las cosas con la crisis como para espantar a los turistas.

Pero no, no creo que funcionen así las cosas… ¿o sí? 😉

Fuentes: meteored.com.