Como explicar la muerte a un niño de 5 años


El día en que los niños se despiertan con la ilusión de saber que les han traído los reyes magos al  jodio pitagorin de mi hijo le entra curiosidad por saber donde se encuentras mis antepasados.

Menos mal que estaba amaneciendo y la visita de mi hijo a mi cama para contarme sus últimos hallazgos intelectuales comienza a ser cotidiano en los días de relax, de lo contrario me hubiera acojonado como Bruce Willis en  “sexto sentido” o de lo contrario, si le hubiera visto babear … entonces hubiera tenido que hacer uso de la regla nº1 de la peli Zoombieland.

Sigue leyendo

Enseñanzas de un niño de 4 años


El otro día vinieron mis sobrinos a casa. El pequeño (4 años) al poco de llegar me enseñó… ¡¡a ahorrar agua!!

Me llevó al wc y, señalando el pulsador (el mío tiene sólo uno, no como el de la foto), me comentó que si lo pulso para tirar de la cadena e inmediatamente después vuelvo a pulsarlo hasta el fondo, el gran caudal que sale se cortará súbitamente. Y con ello ahorramos un buen montón de litros de agua al día… y ni rastro de resbalones oiga! 😉

Se te queda cara de tonto. Yo no sabía este truquito, ¿y vosotros?

Fuente: hogarutil.com

Dos puntos de vista


Tengo una compañera que se acaba de quedar embarazada.  Bueno, no ahora mismo, está de dos o tres meses.   El caso es que hablo con ella y, con su cargamento de estrógenos funcionando,  me da la sensación de que lo ve todo así:

Sin embargo, me enseñó la barriga y yo (porque no tengo esos estrógenos, porque internet me ha hecho demasiado daño  😕 o por lo que sea) sólo soy capaz de pensar en esto:

A veces me preocupo… pero se me pasa prontito. :mrgreen:

Dando la enhorabuena…


embarazoEstoy en una edad en la que casi todos mis amigos ya tienen hijos.  Alguno todavía se resiste, pero no es lo normal.  Y siempre que alguno me da la noticia de que va a ser padre (o madre) me asalta la misma duda: ¿debo darle la enhorabuena?

Al fin y al cabo, la enhorabuena es una felicitación.  Y para que mis amigos no me entiendan mal y se molesten, siempre se la doy.  Pero mi duda sigue.  ¿Realmente es el momento de darle la enhorabuena?

Sigue leyendo

Charlas con mi abuela


abuelaAprovechando las reuniones familiares que se producen durante las fiestas navideñas, tuve una pequeña charla con mi abuela.  Se llama Catalina y el mes que viene cumplirá 97 años, la buena mujer.

Eso significa que ella está en este mundo desde antes de que Arizona formase parte de los Estados Unidos de América, antes de que se hundiese el Titanic o antes de que el Tíbet fuese independiente.

Digo esto para situarnos.  Así se entenderá mejor la charla que tuvimos.

Sigue leyendo

Los niños de los villancicos


Año tras año, uno siempre se encuentra con las mismas cosas en las fiestas navideñas.  Calles abarrotadas de bombillas como si todos los políticos de España tuvieran acciones bursátiles de las compañías eléctricas, tontos del culo tirando petardos y babeando después (jojojoooo mira, ha hecho “pum” jojojooo…), mayoría abrumadora de anuncios de juguetes y de colonias en televisión, todo el mundo te desea felices fiestas (aunque por dentro esté pensando “ahí te parta un rayo”)… en fin, lo mismo de siempre.

¿Lo mismo? No, no todo es igual.

De mi juventud recuerdo grupos de niños que, cual rebaño gorrinero, corrían de portal en portal cantando villancicos y “pidiendo el aguinaldo” a los sufridos vecinos/contribuyentes.  Pero esos niños no los he visto estas navidades.

Adorables niños cantando villancicos

Sigue leyendo