Suerte con las uvas


¿Las uvas de la suerte?

Las doce uvas es una tradición española,  que unos viticultores iniciaron en 1909 para dar salida a un excedente de cosecha (menos mal que el excedente no fue de melones). La tradición de las 12 uvas consiste en comerse una uva con cada una de las campanadas de las 12 de la noche del 31 de diciembre (nochevieja).

Según la tradición, se cree que el que se coma las doce uvas al compás de las campanadas tendrá un año próspero.  ¿Un año prospero?. Pues si te crees esta chorrada, hay que añadir que depende desde donde veas las campanadas por la tele.

Porque si la ves por la televisión analógica, la verás casi en tiempo real, pero como la veas por la digital, el tiempo es de unos segundos más retrasada, con lo que supuestamente no tendrás un año prospero.

Así que yo este año lo hago con lacasitos, que me gustan más.

Fuentes: wikipedia, changlonet

APUNTATE AL GRAN RETO ! : La Carrera de los Pingüinos


Pos ya esta! … para los VALIENTES :

Este post es para agrupar a aquellos miembros del reino animal que quieran hacer una carrera solidaria por un “Mundo libre” y GNU.

Al no ser organizadores del evento simplemente nos inscribimos en una carrera popular y hacemos nuestra reivindicación  “libre” corriendo con camisetas del pingüino  subvencionadas por nosotros mismos o por el reygecko ;-).

Sigue leyendo

21’49″09cent


Pues sí, parece que he cogido algún kilito estas navidades...

Ése es el tiempo que he tardado en recorrer una miserable distancia (sobre unos 3 ó 4 km) desde mi casa, con la única intención de limpiar mi conciencia, que últimamente anda bastante sucia.

¿Por qué esa suciedad de conciencia? La jodía navidad, que con sus comidas opíparas y los gimnasios cerrados la mitad de los días, estoy consiguiendo acerdarme y acercarme peligrosamente a los 100 kilitos.

Además, uno ve la entrada en plan “Iron Man” de  algún niñato que escriben en este psiquiátrico y claro… ¡no puedo consentir que el pies planos de SplitBrain corra más que yo!

Así que me puse las zapatillas de deporte y venga, a correr.

Sigue leyendo

Cine: Avatar


En esta peli hay más gente azul que entre los Pitufos

Ocho meses y medio después de mi última visita a una sala de cine, he vuelto a repetir experiencia.  Después del truño de dos horas y cuarenta y tres minutos que se volvió Watchmen en esa ocasión, elgarro y yo tuvimos que hacer virguerías para convencer a soletegordo (a femaesa no hace falta convencerla, ella solita se apunta a todo) y poder ir al cine a ver Avatar.

Más o menos, fue así: (soletegordo y yo estábamos juntos, mientras yo hablaba por teléfono con elgarro)

soletegordo: ¿Qué película vamos a ver?

yo: (hablando al teléfono) Que dice que qué película vamos a ver.

elgarro: Avatar

y: Esto… una de animalitos, eso, salen animalitos. 🙄

s: ¿De animalitos? Hmmm…  ¿Y cuánto dura?

y: (al teléfono) Pregunta cuánto dura…

e: Pues dura como unas dos horas y media.

y: Ejem… no dura mucho… una horita y media, apenas… jeje…

e: Juaaaaa, jua, jua, jua…

s: Gññññ… bueeeeeno, vamos a verla…

Salvado el primer obstáculo.  Más me valía que la película mereciese la pena…

Sigue leyendo

Un polvo y a casa


...y una paloma me anunció que dejaría de prestar servicio en Irak...

Venga, se abre la veda, criticadme tanto como os dé la real gana.  Además, eso me gusta. 🙄  Pero uno de los motivos principales por los que inicié este blog (el que más me pesaba, por eso se llama como se llama) era poder decir cosas “en alto”, cosas que tienen una versión oficial con la que yo no estoy nada de acuerdo, versiones oficiales con las que me siento manipulado e inducido a pensar de un modo determinado.  Y me cabrea muuuucho que me digan cómo tengo que pensar…

Por eso, cuando vi una noticia en los informativos de TV en la que decían que “EE.UU. prohíbe a sus militares en Irak quedarse embarazadas” yo lo que pensé es: “Vaya, ¿pero a qué mente enferma se le ocurre quedarse embarazada en semejante situación? Si quieres tener un hijo, ¿no sería lo suyo esperarte a salir de ese infierno que es la guerra y tenerlo luego tranquilamente en tu casa?

Así que no vi la necesidad de que ningún general prohibiese quedarse embarazada a ninguna soldado mientras estuviera en zona de guerra y pensé “ese general es imbécil, no tendrá otra cosa que hacer…“.

Pero claro, luego uno se entera de que, cuando una soldado se queda embarazada, necesariamente hay que devolverla a su casa en 14 días…  y entonces es cuando uno empieza a pensar mal.

Sigue leyendo