Fisioterapia


Me duele la espalda y voy a fisioterapia.  En la sala de espera me encuentro colgado esto:

(clic para ampliar)

Mientras espero mi turno me da por pensar que si Alfonso X resucitase y fuera realmente “El sabio”, quizá le escociesen los ojos viendo semejante falta de ortografía en un diploma de una universidad que lleve su nombre.

O eso o es que soy demasiado tiquismiquis.

P.D.- Por cierto, se trata de una universidad PRIVADA.  Pero eso es irrelevante… ¿verdad?

Polimorfismo universitario


 

Adivina qué estudia este muchacho... (pista: está manejando un ratón)

¿Elegimos nuestro aspecto en función de la carrera que estudiamos? ¿O es nuestro aspecto el que nos hace elegir la carrera?

En mi carrera de informática, y todavía más en la especialidad de sistemas (que es donde yo estoy) que en la de gestión, somos mayoría abrumadora de varones. Abrumadora, oigan. No sé, así a ojo yo recuerdo sólo un par de chicas en las clases presenciales. Todo lo demás, tíos. Y tíos feos, debo añadir. Frikis de larga melena, flacuchos y pálidos cual vampiro; o bien gordos con barba descuidada, tipo Stallman; o también tipos repeinados y con gafas. Pero se les (¿nos?) distingue, sí, se les distingue perfectamente.

Lo normal es que hiciéramos los exámenes junto con alumnos de industriales (que también tienen lo suyo, pero al menos hay más chicas) y formamos una masa bastante repugnante y poco heterogénea, no hay grandes diferencias.

Por eso, cuando el martes fui al nuevo centro de exámenes y me encontré con más de una chica con minifalda, alguna que otra con taconazos de vértigo y otras muy peinadas y maquilladas, pensé que me había equivocado de lugar. 😕

Sigue leyendo

Empieza el curso en la UNED


Yo ya me sentía como este tipo... (clic para ampliar)

Anotadlo en el calendario: hoy, 2 de noviembre de 2010, ¡por fin empiezan las clases virtuales en la UNED!

Pues sí, esa “prestigiosa” universidad española en la que tengo el honor de formar parte por fin comienza sus cursos virtuales, es decir, por internet.  No está mal, si tenemos en cuenta que otras universidades, como la Carlos III de Madrid, ya empezaron sus cursos y clases presenciales el día 6 de septiembre, hace casi dos meses.

Y dado que la UNED es una universidad no presencial, eso significa que sus cursos virtuales son de vital importancia para sus sufridores estudiantes.  Así que cuando el 25 de octubre pasado pude acceder a los mismos, pensé que (por fin) podría empezar a prepararme en serio para los exámenes.

Pues no.

Sigue leyendo

Estudiando ando…


La guerra que me están dando los semáforos...

La guerra que me están dando los semáforos...

Con los exámenes encima y unas ganas locas de terminarlos de una vez, así es  como estoy.  ¿Y hasta entonces? Pues estudiando la asignatura de Sistemas Operativos y haciendo problemas de semáforos.

Me aburren los libros de informática.  Con lo interesante y divertida que puede ser la informática y sin embargo los libros parece que reciben una subvención si los hacen aburridos.  Por eso, cuando me pongo a resolver problemas, me gusta hacer dibujitos para ilustrar la situación.  No es capricho.  Bueno, un poco sí lo es  emoticono-vergonzoso pero también me ayuda a entender bien el problema y me resulta más fácil buscar una solución.

Así que, tras una charla telefónica con Soyari, me pregunté ¿por qué no poner en este psiquiátrico los dibujitos que hago mientras resuelvo los problemas de semáforos? Pues no soy ningún Picasso, pero aquí están.

Sigue leyendo

¿Quieren cargarse a la universidad pública española?


Tiene una pinta de golfo y de vividor... vamos, que se ha ganado mi simpatía.

Tiene una pinta de golfo y de vividor... que se ha ganado mi simpatía.

Hace tiempo que tengo guardado entre mis marcadores de internet la web de Arturo Pérez-Reverte.  En concreto, la sección “Patente de corso” desde donde este académico de la lengua española publica unos artículos ácidos, sarcásticos, con cierto tono humorístico, irreverentes, reaccionarios, políticamente incorrectos y muy muy entretenidos.

En esa sección, desde la cual no tuvo ningún pudor en calificar de “tontas de la pepitilla” al grupo que rodea a mi querida ministra de des-igualdad Bibiana Aído (AQUÍ el artículo, por si te interesa) acabo de toparme con una interesante reflexión sobre los tontos patrios, los nacidos, criados y embrutecidos aquí, en España.

Sigue leyendo