Asfixiarte con dulzura


No, no me refiero a las calamidades que nuestro querido presidente del Gobierno nos hace pasar con sus famosos “recortes”.  Ahí no hay dulzura.

Me refiero literalmente a lo que he escrito: asfixiarte con dulzura.

¿Alguien recuerda a Gina Carano? Hablé de ella hace tiempo y, por estas casualidades de la vida, me la he vuelto a encontrar por las procelosas aguas de la red de redes.  ¿Haciendo qué? Pues asfixiando a un presentador de televisión.  Con mucha dulzura, eso sí… emoticono-angelito

Éramos pocos…


 

El detective rockanrolero

¡…y parió la abuela!

 

Sigo empeñado en que este psiquiátrico esté formado por más editores que lectores, así que por fin he ultimado el fichaje de un nuevo personaje: Fayrlane.

Se trata de un tipo peculiar.  Nacido, criado y embrutecido en los suburbios más oscuros de Getafe, desde su más tierna adolescencia cautivaba con su dulce mirada a las chicas más extrañas con las que se cruzaba.  En esa época (finales de los ochenta) todavía no se usaba la palabra “friki”, pero hoy podrían haberle bautizado como “el capricho de las frikis“.

Dotado de una prodigiosa e innata capacidad para el cálculo matemático, Fayrlane decidió no mostrarla al vulgo.  De hecho, no consta que se la haya mostrado a nadie, pero yo estoy seguro de que la tiene.  Bueno, casi seguro… 🙄

Fan del buen cine (de ahí su icono), por esas vueltas que tiene la vida, ahora Fayrlane dirige una entidad bancaria.  Pero asegura que él no tuvo la culpa de la crisis.  Y yo le creo.

Señoras y señores, enfermos todos, es un placer presentar en zoociedad a mi amigo de la infancia y ahora compañero en estas lides internetarias.  Con todos ustedes, Fayrlane.

Otro modo de medir la velocidad de tu conexión a internet


Ahora que tengo la posibilidad de probar en primera persona la velocidad de la conexión de ONO, sus promocionadísimos 50 MB, no me puedo resistir a hacer JDownloader un test de velocidad personalizado.

El test que proponen desde ONO no me vale.  Está basado en tecnología flash (como casi todos los test de velocidad últimamente, qué puta manía) y esa tecnología funciona mucho peor en mi querido sistema Linux que en Windows (en Mac, ni lo sé ni me interesa :mrgreen:) así que no me proporciona una medición fiable de la velocidad.  Además, los picos de descarga, pings y otras cuestiones falsean bastante esos datos.  Por eso pensé en otros métodos más fiables para el sistema pingüinil.

¿Cumple tu ISP con lo que te promete?

¿Alternativas para medir esa velocidad? Hay muchas, alguna tan sencilla como abrir una terminal y utilizar wget, pero me apetecía “rizar el rizo”, así que he utilizado JDownloader para medir la velocidad de la conexión.  ¿Cómo? Pues muy sencillo…

Sigue leyendo

Una película titulada “Cómo NO tratar a un cliente” (dirigida por ONO)


(clic para ampliar)

Si no me equivoco, llevo más de 4 años siendo cliente de Jazztel. No tengo problemas con ellos, debo ser de los pocos usuarios a los que los 20 MB le llegan casi íntegros (tengo unos 15 MB reales de bajada y casi 1 MB de subida).

Pero soy un tipo de la clase “tocapelotas” y me gusta meter presión a mi proveedor de internet, que no cuenten conmigo como un cliente fijo.

Así que, cuando me llegó la oferta que vemos a la izquierda, pensé “por fin puedo meter un poco de caña”. El martes día 23 agarré el teléfono y marqué el 1400 dispuesto a cambiar de proveedor a poco que mejorasen mi contrato con Jazztel.

Iluso de mí…

Sigue leyendo

Nace Ebolix.org


La princesa de Ébolix

Hace mucho tiempo, planteé en un foro del pueblo donde yo vivo la posibilidad de formar un club de Linux y software libre.  Siempre envidié tener algo parecido a lo que mis amigos de linuxchillan tienen en Chile y, quizá con el tiempo, organizar festivales de instalación, hacklabs, charlas, intercambio de experiencias en vivo (es decir, cara a cara, nada de “twittear” ni cojones).

Pues el primer paso ya se ha dado.  Hemos formado la web http://www.ebolix.org/ con la idea de ir aunando esfuerzos en ese sentido.  Si vemos que el proyecto tira para delante y que la cosa es viable, entonces nos plantearemos constituirnos como asociación, con todo el papeleo y mierdas que eso conlleva (elaboración de estatutos, firmar y llevar papeles a varios sitios, sede social, etc…).

Sigue leyendo

Reto en japonés


Hoy tengo el día tonto y me he dedicado a navegar por internet.  Por esas cosas de la vida, he acabado llegando a esta página donde ponen tu nombre en chino.  En esta otra, lo ponen en japonés.

Y como uno está enfermo por naturaleza, no se me ocurrió poner mi nombre sino otra cosa, así que me di cuenta de que el primer sitio sólo consulta una tabla con un montón de nombres, busca el que pongas y te da el resultado.  Pero  la página de japonés es muuuucho más divertida porque la traducción es fonética.  Aquí viene el reto… 😉

Invito a una caña (venga, que sean dos) a quien descifre lo que he puesto para obtener esto en japonés:

Venga, mentes enfermas, ¿qué he puesto en español?

Una pista: todos lo hemos dicho alguna vez, no seáis hipócritas.  (Y no, no es “Ramoncín hijodealgo”)

¿Qué, lo aciertas?

Diario de un soldado


Hay muy pocas guerras en las que los soldados tienen tantas posibilidades de elección como la que inició el abogado Fabián Plaza Miranda hace unos días.  Yo, nunca lo habría imaginado antes, me alisté voluntario para combatir en esa guerra, una guerra justa.

No me invento nada. Aquí el resguardo del envío certificado. ¡¡A las barricadaaas!!

Sigue leyendo