Valentía


El hombre sin miedo

Vivimos tiempos difíciles.

Conozco hoy a mucha más gente que tiene auténtico miedo de lo que podría pasar si perdiera su empleo que toda la gente así que yo he conocido en mi vida.  Sí, son tiempos difíciles.

Quizá por eso me acuerdo de vez en cuando de Horace Greasley, el tipo de la foto que está a la izquierda, posiblemente una de las personas más valientes que ha habido nunca.

Sigue leyendo

¿Hipnopedia colectiva?


Ejemplo del ciclo económico que todo el mundo tenemos en mente.

No sé en qué curso del colegio o del instituto nos metieron a todo el mundo en la cabeza eso de que “la economía es un ciclo“.  Repito, no sé en qué curso lo hicieron, pero lo hicieron.

O eso o la alternativa, que es peor, de un tratamiento hipnopédico que, durante nuestra infancia, nos repitió 15.000 veces “la economía es un ciclo” mientras dormíamos.

Debe ser así, porque nadie lo pone en duda.  Es algo en lo que todos estamos de acuerdo, desde excelsos doctores en Ciencias Económicas hasta el pastor de la aldea rural más recóndita: la economía es un ciclo.

¿Nadie lo pone en duda?

¡Pues yo sí lo pongo en duda!

Sigue leyendo

De policía a policía


Estaba yo tan tranquilo en mi casa el jueves pasado cuando me llegó este mensaje de WhatsApp:

Tras un año y dos meses en las calles, reivindicando NO SÓLO LO MÍO SINO LO DE TODOS, que es mucho más importante, y siendo objeto de burlas, reproches y diversos problemas en mi entorno laboral, me tuve que contener antes de responder.  Porque respondí, sí.

Sigue leyendo

Paradojas perrunas


¿Tu perro es feliz?

Ahora que tengo perrito (maldita sea, tengo que sacar tiempo de algún lado y hacer un artículo chulo sobre él) veo chuchillos por todas partes.  Internet no es la excepción, claro.

Y navegando por la red, me encontré con el mejor cómic que he encontrado sobre perros, personas y lo intrincado de su relación.  El cómic es ÉSTE y me he permitido traducirlo al español, aunque se entiende muy bien en inglés.

¿Quieres verlo? Pues sigue leyendo.

P.D.- Pedí permiso al autor para traducir el cómic, pero no me contestó.  Supongo que quien calla otorga… 🙄

P.D.2.- Vuelvo a tener mucha mierda en la cabeza.  Parece que, pese a mi poco nulo tiempo libre, tendré que seguir vomitando diarreas mentales en este blog, por algo se llama como se llama, ¿no?

Sigue leyendo