La Prostitucion y la Religion


               El termino prostitución viene del latín “prostituire” que literalmente significa estar expuesto a las miradas del público, estar en venta, traficar con el cuerpo. Y el termino ramera tiene su origen en los adornos colocados en una rama de árbol que se instalaba en el frontis de las casas donde se ejercía la prostitución.

                La relación entre la prostitución y la religión no es de ahora con los casos de pederastia que están saliendo a la luz en los últimos meses. Si bien es cierto que el origen de la prostitución se encuentra en las sociedades primitivas donde era costumbre ofrecer a la esposa, a la hija o sirvienta al huésped en señal de estima. Desde muy pronto la asociación entre ellas fue muy estrecha ya que también es verdad que se ofrecían a las jóvenes vírgenes más hermosas a los dioses en señal de ofrenda.

                El origen de la prostitución sagrada está ligado a ritos de la fertilidad muy frecuentes en el antiguo Oriente.
Originalmente la prostitución sagrada se encuentra en Babilonia, alrededor del tercer milenio a.J.C. como una de las formas de culto a Ishtar. En el gran templo de Ishtar en Babilonia, vivian las sacerdotisas que se dedican al servicio de la diosa, es decir a efectuar actos de fornicación con los que pagaban el precio del rito que se ingresa en la caja del Templo.

Pero hay muchos más ejemplos:

                Ya en la época matriarcal, era costumbre que todas las muchachas, sin excepción, debían ser desfloradas antes del matrimonio, dándose por dinero a un extranjero, en el templo a beneficio de la diosa, cumpliendo así un deber religioso que era al mismo tiempo un acto simbólico-sagrado.

                En las antiguas sociedades agrícolas creían en un tipo de ritual mágico-religioso según el cual había una influencia mutua entre cosas similares. En consecuencia, algunas mujeres eran consagradas de por vida en los templos de la diosa del amor (Ishtar, Astarté, Afrodita, etc.), y su cometido era ofrecerse por dinero a cuantos requerían sus servicios. El acto sexual realizado en honor de la diosa, proporcionaría fertilidad a las mujeres y a la tierra y, en consecuencia, prosperidad a la ciudad. Estas prostitutas eran consideradas parte del personal del templo, por lo que el dinero conseguido se conservaba en el tesoro del templo.

               Los guardianes de fe sumerios se aprovechaban de sus jóvenes fieles y les exigían placeres sexuales a beneficio del templo.

               Los antiguos historiadores Heródoto y Tucídides documentan la existencia en Babilonia de la obligación para todas las mujeres, al menos una vez en su vida, de acudir al santuario de Militta (la Afrodita griega) para practicar sexo con un extranjero como muestra de hospitalidad, a cambio de un pago simbólico. Cuando una mujer se sentaba en el templo, no regresa a su casa hasta que algún extranjero le echaba dinero en el regazo (la cantidad de dinero podia ser la que se quisiera) y se lo hacia con ella en el interior del santuario. Y, al arrojar el dinero, debia decir tan sólo: “Te reclamo en nombre de la diosa Milita” (como es lógico, las más guapas  y de mejor  tipo se iban pronto a sus casas, pero aquellas que eran poco agraciadas esperaban mucho tiempo sin poder cumplir la ley; algunas llegaban a esperar hasta tres y cuatro años). También las mujeres casaderas estaban obligadas a prostituirse con extranjeros en los santuarios de la diosa, fuese el de Militta en Babilonia, el de Acilisena en Armenia, el de Comana en el Ponto, el de Biblos en Fenicia o el de Pafos en Chipre. Y se dedicaba a la diosa el estipendio de la santificada prostitución (la Dote), con lo que ya no se necesitarían más rentas, ya que todos estos santuarios estaban siempre repletos de mujeres, que según ley amorrea debían situarse a su puerta siete días para fornicar. La costumbre sobrevivió hasta el s.II d.C., en que fue abolida por Constantino, que destruyó los templos a estas divinidades ubicados en sus reinos, y los substituyó por cristianos

                Solón fundó el primer burdel de Atenas en el siglo VI A.C., y con los beneficios mandó construir un templo dedicado a Aprodites Pandemo, diosa patrona de dicho negocio.

                La historia bíblica de Judá y Tamar (Génesis, 38) proporciona una representación de la prostitución tal como se practicaba en la sociedad judía. La prostituta ejerce su oficio al lado de una carretera, esperando a los viajeros. Se cubre la cara, lo que la marca como una prostituta disponible (en claro contraste con la costumbre en las sociedades de Oriente Medio actuales, en las que las mujeres honestas deben permanecer con la cara cubierta frente a desconocidos).

              Durante casi toda la Antigüedad se dio una asociación evidente entre la prostitución y la religión, lo que, en el mundo griego, se plasma perfectamente en el culto a Afrodita, es lógico pensar que, si el amor físico era el ámbito principal de acción de la diosa Afrodita, y si la consecución del placer sexual era una especie de acto fundamental de culto y de reconocimiento de su poder, fueran las prostitutas las más devotas de esta diosa. Además de que las prostitutas tenían un papel destacado en la celebración de fiestas como las Afrodisias o las Adonias, que subrayaban la fuerza puramente carnal de Afrodita, al parecer algunos templos de Afrodita (particularmente el de Corinto) tenían a prostitutas como sacerdotisas, o al menos como personal consagrado a la diosa, incluso prostitutas no adscritas a un templo veían a Afrodita como su patrona. Nos puede parecer imposible imaginar que una relación sexual con una prostituta pueda considerarse un acto de culto, pero es claro que en la antigua Grecia las prostitutas funcionaban como mediadoras del poder de Afrodita, siendo sus habilidades sexuales una especie de ‘técnica’ que canalizaba su poderosa fuerza.

                Por su parte, Estrabón señala cómo los armenios en Acilisene honraban a la persa Anaítis, gran diosa de las aguas, la fertilidad y la procreación, dedicándole sus hijas para la prostitución sagrada antes de casarlas.

                Y así podríamos seguir con los Fenicios, los Romanos, los Griegos, …

NOTA: Para ampliar un poco el tema de la Prostitución, en su categoría profana (una vez aparecida la propiedad privada) los hombres acordaron comprar mujeres para tener el derecho exclusivo y vitalicio sobre su cuerpo y alma, y mantener a otras para su uso colectivo en régimen de alquiler. Por otro lado las Guerras han sido la principal cantera de harenes y burdeles abarrotándolos durante siglos de derrotadas, violadas y secuestradas.

          En las últimas décadas la investigación científica ha descubierto ejemplos de actitudes en animales que pueden equipararse a la prostitución en los seres humanos: algunas especies de pingüinos intercambian sexo por piedras adecuadas para la construcción de nidos, y entre los chimpancés enanos existe un sistema social bien establecido en el que, entre otras interacciones, las hembras ofrecen sexo a cambio de comida, y como mecanismo de resolución de conflictos. Así, teniendo en cuenta que casi hasta la Revolución industrial la economía mundial era básicamente agraria, y que la mayor parte de los bienes se consiguen por intercambio, la expresión sobre la antigüedad de la prostitución resulta bastante defendible.

15 pensamientos en “La Prostitucion y la Religion

  1. En la planta de traumatología de un hospital cualquiera…

    – Dígame, ¿cómo es que se fracturó la cabeza, los brazos, las costillas…? ¿Se cayó de un andamio?

    – Pues no, doctor. Estaba tranquilamente en una piscina, leyendo un artículo de “envezdelpsiquiatra” cuando vi que había unas cuantas chicas bañándose. Me acerqué, solté 5 euros y cogí a una por los pelos al tiempo que dije bien alto “¡¡TE RECLAMO EN NOMBRE DE LA DIOSA MILITA!!“. Y no recuerdo más, oiga… 😕

  2. Lo que está claro es que ya que van a seguir ejerciendo tan noble oficio podrían usar métodos anticonceptivos más efectivos porque ya no caben más hijos de puta en este país… 🙂

  3. Buen sexo, el mejor remedio para controlar el estress

    Millones de personas en todo el mundo viven estresadas, lo cual puede acarrearles a largo plazo alteraciones en su salud física, mental y emocional.

    Hacer el amor no sólo ayuda a afrontar las situaciones que provocan tensión nerviosa, sino que además fomenta que el organismo segregue unas hormonas relajantes y revitalizadoras. El secreto para aprovechar al máximo los beneficios de esta placentera “psicoterapia natural” consiste en disfrutarla de manera consciente, completa y con todos los sentidos.

  4. “De manera consciente, completa y con todos los sentidos”.
    Nada más cierto. mientras se vive como un animal y se actúa como tal no se puede esperar ser feliz. si llevas el sexo al nivel de simple cura contra el estrés, no eres muy diferente a los monitos que lo usan para resolver problemas, o de quienes antiguamente lo usaron para sevir a sus dioses. Es cierto que los humanos estamos repletos de costumbres estúpidas, pero ya es hora de que evolucionemos.

  5. Te diré que en este artículo hay demasiada. Mierda, digo. Te recomiendo leer a Françoise Héritier, sucesora de Claude Lévi-Strauss en la cátedra de antropología del Colegio de Francia, entre otros muchos, contra la afirmación, infundada, de que la prostitución es el oficio ubicuo y más viejo del mundo. Pero supongo que para eso habría que descolgarse del cómodo tren de la naturalización de la cultura.

  6. Pingback: La Prostitucion y la Religion | En vez del psiquiatra… | codex 1313

  7. ¿Cómo se cuidaban esas prostitutas en esa época, cuando aún no existían tratamientos como la mesoterapia o la presoterapia? Porque supongo que deberían de estar y mantenerse de buen ver. Gracias por el artículo, muy interesante, saludos.

  8. En la antiguedad, como eran otros tiempos, con menor desarrolo y el mundo no estaba muy poblado la idea y la tendencia que habria seria la de procurar actividades que multiplicasen la familia, para que asi teniendo muchos hijos pudiesen estos ocuparse de los negocios del padre. Es por esto que la actividad sexual como una energia vital a favor del desarrollo de los pueblos, fuese promocionada por los gobernantes y aquel que mas hijos tenia, fuese ensalzado. Por eso el dicho biblico famoso de que guerrero ira a la batalla con una sola flecha en su aljaba pudiendo llevarla llena, donde se comparaba a la descendencia (los hijos) con flechas. Como el desarrollo agricola e industrial de los pueblos se mantenia en un equilibrio inestable, era necesario pedir a la divinidad las bendiciones del ano actual y de los venideros. Una manera de encauzar esta idea era ofrecerse a los dioses en orgia, para propiciar con esta intencion un mejor presente y futuro. Es por ello que esta dedicacion no estaria mal vista en aquellos dias, donde la mira de muchos pueblos era la de crecer, tener buenas cosechas y alejar las epidemias, sequias y hambrunas. En esos pueblos en desarrolo y con problemas de subsistencia, porque eran tiempos donde la vida era mas simple y se priorizaban las relaciones entre la gente, tambien para hacer negicios, por ello el sexo era una baza importante a explotar, porque servia para unir a la gente en fiesta, por eso se encontraron en Inglaterra y otros lugares los restos de los grandes banquetes y orgias que con motivo de la fiesta senalada, se comia y bebia en grupo en grandes mesas, despues habia la culminacion de la misma con las uniones y a los nueve meses, venia la descendencia. Con la revelacion de Dios a Moises en el Sinai, se dio por sentada la ley de Dios, que es lo que es correcto a los ojos de Dios y de los hombres, la conciencia humana. Al extenderse a nivel general la creencia monoteista y la ley de Dios, los gobernantes cambiaron los antiguos ritos paganos por la nueva realidad que tenia mas fuerza y observaba la moralidad en los actos, realidad que con la ingenuidad de los antiguos en este aspecto no era tan considerada, ya que priorizaba ofrendar a los dioses y recibir buenas cosechas en bendicion de ellos que permitirian sobrevivir a un futuro incierto. Hasta entonces, Dios no se habia revelado aun a los hombres y sus dioses eran de piedra y valoraban mas las facultades de los hombres que la moralidad de sus obras. Eran dioses construidos a la medida de las necesidades de los pueblos y no basados en la verdad, aunque en su momento cumplieron su mision en los pueblos de aquel entonces y era honrado y honrada, aquel o aquella que ofrendaba a sus dioses en el templo. Tambien aquellos dioses valoraban la justicia entre los hombres y el casamiento era legalizado por la ceremonia del sacerdote.

Quita un poco de mierda de tu cabeza y dime algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s