Tucan, la alternativa libre a JDownloader


¡Lorito guapo, lorito guapo! (ah no, que es un tucán...)

¡Lorito guapo, lorito guapo! (ah no, que es un tucán...)

Ya hace tiempo que me picaba la curiosidad por probar Tucan como gestor de descargas directas, desde que mi amigo Dionisio lo sugirió.  Ahora que encontré un momento, pude probarlo y realmente me pareció un gestor fantástico, especialmente apropiado para los equipos menos potentes como los ultraportátiles, como éste desde el que escribo (un HP Mini 2133, de mi compañero Jesús)

Así que me he decidido a escribir este mini-tutorial para ayudar  a los más novatos a instalarlo y configurarlo en Linux (los que no son tan novatos, no lo necesitarán, yo siempre pienso en los recién llegados al pingüino).

Sigue leyendo

JDownloader versión 0.5.917


El nuevo logo de JDownloader

El nuevo logo de JDownloader

Bueno, parece que por fin funciona “correctamente” en Ubuntu la última versión de JDownloader, así que no parece necesario que suba yo mi propia versión testeada bajo Linux.  Podemos bajarla directamente de uno de sus dos servidores (servidor 1servidor 2) o también desde mi cuenta en Megaupload AQUÍ.  Es el mismo archivo, pero es baja más rápido de Megaupload. 😀

Desde la última versión que yo subí a Megaupload (que era la 0.4.936) ha habido muchos cambios.

Lo que más vamos a notar es un cambio de interfaz gráfica, pero eso lo dejo para el final.  Ahora, paso a paso y con un montón de capturas de pantalla, pondré cómo se instala el nuevo JDownloader en Ubuntu Linux.

Sigue leyendo

jDownloader versión 0.4.936


Visto el éxito que ha tenido publicar estas versiones en castellano y actualizadas de jDownloader para facilitar la vida a los linuxeros (sobre todo a mí, que me resulta muy cómodo jejeje), AQUÍ está la versión 0.4.936 de jDownloader.  La liberaron hace ya unos días, pero no he tenido tiempo para subirla a Megaupload.

jdownloader

Ya sabéis: no hay que olvidarse de cambiar el directorio de descarga del programa desde Extras > Configuración, porque está puesto el mío (home/reygecko/descargas) y deberíais poner el vuestro para que funcione bien.

¡A descargar todo internet! emoticono-escuchar-musica

P.D.- Se me olvidaba: AQUÍ el icono con transparencia para el acceso directo del panel.  Salud. 😀

P.D.2.- A ver si encuentro dónde está la pega en las versiones que liberan los autores del programa, porque (al menos a mí) no funcionan en Ubuntu Linux cuando se descargan directamente desde los enlaces originales.  Y deberían funcionar, porque es un programa hecho en Java y eso es multiplataforma…

P.D.3.- ¿Instrucciones para hacer funcionar esto en tu Ubuntu Linux? AQUÍ.

jDownloader y descargas directas en Ubuntu/Linux


Ésta es la cara que se le va a quedar a más de uno de la SGAE cuando descubran que existen las descargas directas

Ésta es la cara que se le va a quedar a más de uno de la SGAE cuando descubran que existen las descargas directas

En estos días desgraciados en los que los ministros, los ramoncines y gente de parecida calaña tratan de poner trabas al P2P, habrá que ir pensando en otras soluciones.  Por si acaso.

Y la verdad es que, desde hace mucho tiempo, yo apenas utilizo P2P.  ¿Acaso me acobardaron las campañas institucionales? ¿Es que he visto la luz de repente? ¿Me he tomado algo raro? Nooooo 😉  lo que ocurre es que me bajo las cosas mucho más rápido mediante DESCARGAS DIRECTAS.

Creo que todo el mundo sabe que existen servidores de vídeos como YouTube o Metacafe donde sus usuarios suben vídeos para que todos los vean.

Lo que creo que no todo el mundo sabe es que también existen servidores de archivos, como Rapidshare o Megaupload, donde se aloja cualquier tipo de archivo (música, vídeos, juegos, aplicaciones…).  Uno puede encontrar en internet cientos de páginas basadas en descargas directas, como vagos.fm o como PCTestrenos.com, por ejemplo.

El funcionamiento de esos sitios puede ser de dos maneras:  esperas durante cierto tiempo antes de poder bajar cada enlace o bien compras una suscripción y te bajas todo lo que quieras sin tener que esperar.

Sigue leyendo