La carrera del estrógeno


Superman tuvo que esperar a Superwoman en la meta porque no le dejaron correr

Como cada año, en éste también se ha celebrado la (en mi opinión) vergonzosa carrera de la mujer.

¿¿¿Carrera vergonzosa??? ¡¡¡Machista!!!

Ya me lo digo yo antes de que me lo diga alguna descerebrada que, por equivocación, esté leyendo este blog.

Pues sí, vergonzosa.  Lo mantengo y lo seguiré manteniendo siempre que siga recibiendo un solo euro de las arcas públicas una carrera en la que no está permitido participar a los varones.  ¿Qué le voy a hacer? Me sienta muy mal que se subvencione con dinero público un acto discriminatorio.

Sigue leyendo

Soletegordo y la igualdad


Cuando soletegordo se indigna, se le pone esta cara

Qué cosas tiene la igualdad…

Hace unos meses comenté con soletegordo una noticia del diario “El País”, esta noticia, donde nos informaban que las mujeres que superasen las pruebas de bombero en el ayuntamiento de Madrid tendrían una bonificación del 10% en su puntuación para el acceso al cuerpo.

Soletegordo se indignó.  ¿Acaso no es fundamentalmente físico el trabajo que desempeña un bombero? ¿Por qué debían ser “premiadas” las opositoras? ¿Porque hay pocas bomberas? De ser así, ¿por qué no premiamos también a los opositores de otras minorías, como personas de color negras, sordos, habitantes de aldeas, etc…?

A continuación, el correo-protesta que soletegordo mandó al ayuntamiento de Madrid y la posterior contestación que obtuvo.

INCISO: estemos de acuerdo o no con la opinión de soletegordo, brindo por sus ganas de cambiar las cosas.  Quejarse con los amigos y familiares no cambia nada, pero hacérselo saber a los que mandan quizá sí lo haga.  O lo haría, si muchos hiciésemos lo mismo.  Bravo por ella.

Sigue leyendo

Los hombres que tenían un pelín de manía a las mujeres


 

Nuestras ideas, ¿de veras son nuestras?

En la cena de Nochevieja, en casa de mis padres, tuve una pequeña charla con una de mis hermanas.  Ni siquiera llegó a charla, fueron sólo unas pocas palabras, pero (creo yo) tienen mucho trasfondo.

No sé quién puso en la televisión el reality “Gran Hermano” en su versión enésima.  Supongo que sería alguno de mis sobrinos, que son pequeños y por tanto inconscientes.  Aunque también podría ser  cosa de mi madre, que tiene una inexplicable afinidad por Telecinco y su nutrido elenco de expertos, como Belén Esteban o Jorge Javier Vázquez.

Bueno, el caso es que pedí que alguien cambiara de canal porque (y aquí viene lo bueno del asunto) estaba aburrido de ver a tíos que iban con pintas de matones o de pringados y a tías con pinta de guarras.  Mi hermana objetó:

Ése es un comentario un poco machista, ¿no crees?

Interesante.  Ella pasó por alto mi comentario ¿feminista? ¿reaccionario? ¿maleducado? sobre los tíos con pinta de matones o de pringados y, sin embargo, le afectó el comentario ¿machista? ¿reaccionario? ¿maleducado? que hice sobre ellas.  Interesante.

Sigue leyendo

Soldados y soldadas, técnicos y técnicas.


Yo troglodito, ¿y tú?

Era principios del mes de junio pasado, no recuerdo qué día, cuando entré por primera vez en la conocida como “Casa de la Mujer“, un edificio destinado a tratar todo tipo de problemas que afecten a las mujeres que vivan en la localidad, como se puede ver en esta nota de prensa de la publicación “Pinto Hoy”.

Quizá otro día entre en algo que se me pasa de vez en cuando por la cabeza (¿Acaso los hombres no tenemos problemas? ¿No necesitamos ayuda? Recordemos que no se trata de ayudar por problemas que sólo pueden sufrir específicamente las mujeres, como el despido durante el embarazo, sino de todo tipo de problemas), pero ese día no es hoy.

Lo que quiero hacer hoy es otra cosa:  reconocer públicamente que soy un borrico.

Sigue leyendo

Paradojas de mi mundo


Algo me dice que esta participante se alegra de haberse llevado el premio "de consolación"

Aquí unas reflexiones que me surgen tras ver cómo está el mundo que me rodea:

  • Mujer con un consolador —> Mujer moderna, liberada, que disfruta de su sexualidad sin complejos.
  • Varón con una “vagina en lata”—> Pajillero, cerdo, enfermo, salido, tío raro.
  • Jefa de personal dura —> Es dura porque intenta abrirse hueco en un mundo de hombres.
  • Jefe de personal duro —> Es duro porque es un cabronazo.
  • Una pareja discute acaloradamente y, en un momento dado, ella le da una bofetada a él —> Seguro que él le ha dicho una grosería a ella, se lo tiene merecido.  Es algo que podemos ver en muchas películas, nadie se escandaliza.
  • Una pareja discute acaloradamente y, en un momento dado, él le da una bofetada a ella —> Es un hijoputa, un machista y un cobarde.
  • Una pareja discute acaloradamente y, en un momento dado, ella le da una bofetada a él y él se la devuelve —> Es un hijoputa, un machista y un cobarde.
  • Un matrimonio.  Llega el fin de semana y ella sale una noche con sus amigas mientras él se queda en casa —> Mujer actual que trata de mantener los lazos con sus amistades de siempre, algo encomiable hoy día.
  • Un matrimonio.  Llega el fin de semana y él sale una noche con sus amigos mientras ella se queda en casa —> Machista, sinvergüenza… ¡¡seguro que acaban yéndose de putas!!
  • Tras el embarazo, llega el bebé a casa y ella se acoge a la reducción de jornada por lactancia —> Es un derecho que ha costado mucho conseguir, hace muy bien.
  • Tras el embarazo, llega el bebé a casa y él se acoge a la reducción de jornada por lactancia —> ¡Ja! ¿Será caradura? ¿Acaso le han salido tetas?
  • Si el empresario no quiere contratar mujeres, es discriminación machista.  Nadie lo discute.
  • Si el empresario no quiere contratar hombres, es discriminación positiva (cuando la discriminación es hacia el género másculino, ¿es positiva?).  Tampoco lo discute nadie.
  • Un hombre mata a una mujer —> Es un asesino o, cuando menos, un homicida.  No hay discusión posible y, personalmente, yo no estoy dispuesto a admitir otro calificativo menor.
  • Una mujer mata a un hombre —> ¿No sería que la tenía muy harta, que la pegaba, que… vamos, que se lo tenía merecido? ¿Cómo la calificarías a ella? Hmmm…

Vivo en un mundo extraño…

Chantaje en Vigo, por Arturo Pérez Reverte


(clic para ampliar)

Cuando uno cree que la estupidez nacional ya no puede ser más prominente, viene la realidad y te suelta una hostia en la cara.

AQUÍ dejo un enlace a la columna que don Arturo Pérez-Reverte, miembro de la Real Academia de la Lengua Española (entre otras mil cosas) elabora semanalmente en la revista online XLSemanal.

En ella, estupefacto, pude leer cómo amenazaban a un empresario gallego con una denuncia por parte del Ministerio de Igualdad ya que había publicado esta oferta de trabajo:

“Se necesita auditor para empresa solvente”

Y, claro… ¿es que sólo pensaba contratar a un varón? ¿Por qué no ponía “auditor o auditora” en el anuncio?

A veces me cuesta un huevo salir de la cama para plantar un pie en este mundo… o munda. 😕

Enlace: viñeta de Foro El Salvador.

¡¡Eh, Bibiana, aquí!!


¡Eso, eso, igualdad!

¡Eso, eso, igualdad!

Hago un llamamiento a mi querida ministra de Igualdad para chivarme de un caso de esos que tanto gustan salir en las noticias: conozco de primera mano una empresa de mediano tamaño que discrimina a sus trabajadoras, y lo hace abiertamente, sin ningún tapujo.  ¿Quiere que le cuente más, ministra?  Pues mire, mire…

Resulta que en esa empresa son 85 trabajadoras y 5 trabajadores.  ¿Sabe usted qué hacen? Pues han destinado un sólo WC para las 85 trabajadoras y, sin embargo, hay dos WC para los 5 trabajadores.  Y, por si eso le pareciese poco, a los trabajadores les han dado llave de su WC para que lo usen y, después, lo cierren, mientras que el único WC de las 85 trabajadoras está abierto a cualquiera.

85 trabajadoras para 1 WC; 5 trabajadores para 2 WC.  ¿No cree usted que eso es motivo suficiente para pensar que hay discriminación hacia esas trabajadoras?  A no ser que…

Sigue leyendo