Sobre nuestra responsabilidad


13 de noviembre de 2013. La última vez que escribí fue el 29 de diciembre de 2010. 2 años, 10 meses, 3 semanas y 3 días. Y si me pongo  a pensar en todo lo que ha cambiado desde entonces, pareciera que nunca acabaría.

Ni siquiera sé por dónde empezar: Todos los escándalos de la Casa Real, la extrema corrupción de la casta política española, el secesionismo  catalán,  la cada vez mayor brecha entre ricos y pobres o el aumento de estos últimos hasta límites insospechados. Vivimos esta realidad a diario y los cambios son tan constantes y graduales que parece que nos hemos acostumbrado.

Sigue leyendo

¿Hipnopedia colectiva?


Ejemplo del ciclo económico que todo el mundo tenemos en mente.

No sé en qué curso del colegio o del instituto nos metieron a todo el mundo en la cabeza eso de que “la economía es un ciclo“.  Repito, no sé en qué curso lo hicieron, pero lo hicieron.

O eso o la alternativa, que es peor, de un tratamiento hipnopédico que, durante nuestra infancia, nos repitió 15.000 veces “la economía es un ciclo” mientras dormíamos.

Debe ser así, porque nadie lo pone en duda.  Es algo en lo que todos estamos de acuerdo, desde excelsos doctores en Ciencias Económicas hasta el pastor de la aldea rural más recóndita: la economía es un ciclo.

¿Nadie lo pone en duda?

¡Pues yo sí lo pongo en duda!

Sigue leyendo

Actitud en vez de aptitud


Esta ardilla preferiría unas bellotas, pero como no tiene... ¡pues a comer tarta!

(De nuevo toca un post psiquiátrico. Estoy ahorrándome un pastón en consultas…)

Hace ya unos meses que elgarro me recomendó un vídeo de un tal Emilio Duró [1]  que trataba sobre el optimismo y la ilusión.

No es que fuese una epifanía, pero sí que me terminó de convencer de algo que ya iba yo madurando en mi interior desde hace tiempo: lo que realmente importa es la actitud.

¿Significa eso que la actitud es más importante que la aptitud? A la hora de elegir a alguien para un puesto de trabajo, ¿es preferible alguien con buena disposición que alguien con buena formación? La cosa tiene su miga.

Está claro que un cirujano tiene que saber dónde cortar, dónde coser, y cómo hacerlo. Pero fuera de casos muy concretos, sin dudarlo, pienso que es mucho más importante la actitud.

Sigue leyendo

Los hombres que tenían un pelín de manía a las mujeres


 

Nuestras ideas, ¿de veras son nuestras?

En la cena de Nochevieja, en casa de mis padres, tuve una pequeña charla con una de mis hermanas.  Ni siquiera llegó a charla, fueron sólo unas pocas palabras, pero (creo yo) tienen mucho trasfondo.

No sé quién puso en la televisión el reality “Gran Hermano” en su versión enésima.  Supongo que sería alguno de mis sobrinos, que son pequeños y por tanto inconscientes.  Aunque también podría ser  cosa de mi madre, que tiene una inexplicable afinidad por Telecinco y su nutrido elenco de expertos, como Belén Esteban o Jorge Javier Vázquez.

Bueno, el caso es que pedí que alguien cambiara de canal porque (y aquí viene lo bueno del asunto) estaba aburrido de ver a tíos que iban con pintas de matones o de pringados y a tías con pinta de guarras.  Mi hermana objetó:

Ése es un comentario un poco machista, ¿no crees?

Interesante.  Ella pasó por alto mi comentario ¿feminista? ¿reaccionario? ¿maleducado? sobre los tíos con pinta de matones o de pringados y, sin embargo, le afectó el comentario ¿machista? ¿reaccionario? ¿maleducado? que hice sobre ellas.  Interesante.

Sigue leyendo

Querer es poder


Una cosa particular que he encontrado en todas aquellas personas a las que he llegado a conocer un poco, es la variabilidad de la confianza en sí mismos. Uno puede toparse a alguien fuerte, gallardo y sin temor nada, pero con el paso del tiempo, al  conocerlo mejor, encontrar miedos e inquietudes en su ser. Y al contrario, conocer a alguien tímido y con poca confianza, capaz de una heroicidad en determinadas circunstancias.

Sigue leyendo

La huelga pactada


He oído que lo siguiente que quiere quitarnos el gobierno son los sillines de bicicleta... no sé si alegrarme o echarme a llorar...

Dicen que el próximo miércoles habrá una huelga general.

Ya…

Me molesta que me hayan rebajado el sueldo.  Me molesta que hayan tratado de calificar a los funcionarios como los responsables de esta crisis.  Me molesta que, cuando la dichosa crisis pase, los ricos sean más ricos y los pobres más pobres.  Me molestan muchas cosas.

Pero lo que más me molesta es que, además de todo eso, alguien sentado en la cima de la pirámide económica me llame imbécil.

Cuando veo que un gobierno formado por incompetentes pacta por primera vez en la historia de la democracia española los servicios mínimos de una huelga general, algo me zumba en los oídos.  Algo va mal.

¿Gobierno y sindicatos de acuerdo en eso?  Hmmm… como sigamos así, en la siguiente huelga general estarán de acuerdo también los empresarios.  Todos contentos y felices, venga.

Sigue leyendo

Un metrosexual en apuros


¿Estaría pensando en esto el metrosexual?

No hace mucho que estábamos sentados soletegordo y yo en la mesa de un restaurante, en Balmaseda (Vizcaya).

El sitio estaba muy bien.  Quizá los camareros eran un poco estirados, pero debía ser porque ese restaurante era para “gente fina” y soletegordo y yo éramos los únicos vestidos con chándal y zapatillas de deporte, algo que, por otra parte, también suele pasarnos.

Bueno, al turrón.  En una de las otras mesas del restaurante, me fijé en un grupo formado por dos mujeres (una gorda y otra con una imponente nariz de aspecto hebreo) un varón (el metrosexual del título de esta entrada) y un bebé.  Disfruté más del espectáculo de esa mesa que de la propia comida en el restaurante. :mrgreen:

Sigue leyendo