Empieza el curso en la UNED


Yo ya me sentía como este tipo... (clic para ampliar)

Anotadlo en el calendario: hoy, 2 de noviembre de 2010, ¡por fin empiezan las clases virtuales en la UNED!

Pues sí, esa “prestigiosa” universidad española en la que tengo el honor de formar parte por fin comienza sus cursos virtuales, es decir, por internet.  No está mal, si tenemos en cuenta que otras universidades, como la Carlos III de Madrid, ya empezaron sus cursos y clases presenciales el día 6 de septiembre, hace casi dos meses.

Y dado que la UNED es una universidad no presencial, eso significa que sus cursos virtuales son de vital importancia para sus sufridores estudiantes.  Así que cuando el 25 de octubre pasado pude acceder a los mismos, pensé que (por fin) podría empezar a prepararme en serio para los exámenes.

Pues no.

Sigue leyendo

No entiendo nada


Hace un mes publiqué una entrada intentando explicar lo ¿triste? ¿decepcionado? ¿aburrido? ¿apático? que me sentía tras realizar un examen de mi birriosa carrera de informática de sistemas en la UNED.

Intento aprender.  Me temo que soy de los pocos estudiantes que no le buscan una aplicación profesional a su carrera.  Tan sólo me matriculé en esa carrera por masoquismo, por el puro placer de aprender cosas nuevas.  Por eso no pedí convalidaciones y por eso intento entender cada asignatura en vez de intentar aprobar cada asignatura.  Porque, en el fondo, creo que lo importante es entenderlas.

El caso es que hice el examen de la asignatura de periféricos y me salió como el culo, suspenso seguro.

Yo había estudiado mucho esa asignatura, centrándome en los conceptos realmente importantes (funcionamiento de las interfaces FireWire, USB y SATA), los periféricos básicos (diseño y funcionamiento de discos duros), formato y tecnología de los soportes de almacenamiento (discos duros, discos ópticos…), pero el examen se centró en cosas (en mi opinión) bastante secundarias y yo lo suspendí como un campeón.

Sin embargo ahora me llega la nota y resulta que tengo un aprobado. 😯

¿Se puede estar triste por haber aprobado un examen? Pues yo lo estoy.  O, al menos, no estoy contento.

Ese examen, diga lo que diga la nota, lo suspendí.  Creo que yo iba bastante bien preparado para esa asignatura, entendía los conceptos importantes y sabía desarrollarlos.  Pero ese examen no iba de eso y yo lo suspendí, no tengo ninguna duda.

Por eso no entiendo la nota. ¿Tenía un día generoso el profesor que lo corrigió? ¿Les asusta quedarse sin un puto alumno en esa carrera, algo no muy extraño viendo cómo están evolucionando las matrículas? No lo entiendo.

En fin, a ver si acabo la carrera algún año y empiezo algo más interesante como, por ejemplo, estudiar chino…

P.D.- Y pensar que este sábado pasado estuve a punto de apostarme con un amigo las cenas de todo un año a que suspendía ese examen… menos mal que no aceptó 🙄

¿Triste? Bah…


Pues sí, hoy no luce bien el día...

Acabo de volver de un examen en mi universidad.  Mal, gracias por preguntar. 😦

Hace tiempo, cuando volvía de un examen  que me había salido mal, volvía enfadado conmigo mismo.  Me autocastigaba con pensamientos del tipo “mira que eres burro, eso estaba en el temario y debías saberlo, no hay excusa…

Ahora ni eso.  Ya no me enfado.  Sólo estoy triste.

Pero no estoy triste por el examen de mierda que he hecho, no.  Supongo que estoy triste porque esta carrera no es lo que yo esperaba.

Cuando la empecé (hace ya demasiados años) ni siquiera quise convalidar las asignaturas de matemáticas por haber hecho antes un curso de la carrera de Matemáticas en otra universidad.  Quería aprender, tenía ganas de aprenderlo todo.

¡Y sigo queriendo aprenderlo todo! Por eso no sé qué carajo hago estudiando una carrera.

Sigue leyendo

Estudiando ando…


La guerra que me están dando los semáforos...

La guerra que me están dando los semáforos...

Con los exámenes encima y unas ganas locas de terminarlos de una vez, así es  como estoy.  ¿Y hasta entonces? Pues estudiando la asignatura de Sistemas Operativos y haciendo problemas de semáforos.

Me aburren los libros de informática.  Con lo interesante y divertida que puede ser la informática y sin embargo los libros parece que reciben una subvención si los hacen aburridos.  Por eso, cuando me pongo a resolver problemas, me gusta hacer dibujitos para ilustrar la situación.  No es capricho.  Bueno, un poco sí lo es  emoticono-vergonzoso pero también me ayuda a entender bien el problema y me resulta más fácil buscar una solución.

Así que, tras una charla telefónica con Soyari, me pregunté ¿por qué no poner en este psiquiátrico los dibujitos que hago mientras resuelvo los problemas de semáforos? Pues no soy ningún Picasso, pero aquí están.

Sigue leyendo

¿Qué hacer si extinguen tu carrera?


Pues sí, es algo que se me cruza constantemente por la cabeza desde que he leído que existe la posibilidad de que la ingeniería que estoy estudiando desaparezca de los planes de estudios y tenga menos valor que una etiqueta de anís del mono.

Aqui mi facultad.  Quizá la utilicen como centro civico o algo asi...

Aquí mi facultad. Quizá la utilicen como centro cívico o algo así...

No paro de mirar al puto libro de redes…  está ahí, sonriéndome con cachondeíto mientras yo pienso ¿seré imbécil? Con la de carreras que hay y me he tenido que apuntar a la más inútil.  Bueno, en realidad no es que yo piense que es una carrera inútil, pero como los responsables políticos (que dudo que sepan lo más mínimo de informática, la cual deben identificar con manejar el Word) parecen opinar que se trata de una asignatura “transversal” ya que muchas ingenierías tienen asignaturas de informática, pues entonces debe ser que la carrera de informática es prescindible.

Yo, que no tengo la agudeza de esos responsables, me pregunto ¿qué pasará con la carrera de Matemáticas? ¿También es prescindible? No conozco ninguna ingeniería que no tenga una asignatura de matemáticas, así que más o menos todos saben matemáticas.  Eliminémosla también.

Me callo, porque estoy cabreado.  Y como me líe a eliminar carreras (unas por “transversales”, otras por su dudosa utilidad y otras porque sólo sirven para mantener sueldos de magistrados obsoletos) me voy a quedar solito.

En fin, veremos en qué queda la cosa… 😦

Foto: web de la UNED.

La vuelta al cole


1 de octubre, es hora de volver al cole.  Toca estudiar.  Este año me he propuesto estudiar un mínimo de 2 horas diarias, fines de semana y festivos incluidos.  Creo que no está mal ¿no? Debería ser suficiente para aprobar las 4 asignaturas de las que me he matriculado, pero soy lo bastante torpe como para tener muchas dudas de conseguirlo.

Me hunde en la miseria ver que hay gente que se matricula de más asignaturas que yo, que estudia mucho menos que yo (o eso dice) y, sin embargo, las aprueba. 😦

Vale, yo soy muy lentito estudiando pero ya aprovecho para decir algo que también es políticamente incorrecto:

LAS ASIGNATURAS DE CIENCIAS SON MÁS DIFÍCILES QUE LAS DE LETRAS.

Hala, ya me he quedado a gusto.  Ahora, a estudiar… deseadme suerte y amplitud de miras, seguro que las acabaré necesitando.

Imágenes: elpais.com, russmeyer.tribe.net.