Cabezones o cursis


Hmmm... ¿seguro que estás preparado para cuidar a un bebé?

Así es como soletegordo se refiere, respectivamente, a los niños o niñas recién nacidos.    A mí me gusta esa forma de “sexar” a los bebés, así que la utilizaré aquí.

Resulta que su cuñada estaba embarazada (ya no lo está, acaba de parir ayer) habíamos estado curioseando en la página de Instituto Nacional de Estadística para ver cuáles eran los nombres más frecuentes en España.

Menudo chasco. 😦

No es que yo sea de los que piensan que los latinos, por el mero hecho de serlo, seamos más creativos que los anglosajones, por ejemplo, como mucha gente cree (equivocadamente, en mi opinión).  Pero una cosa es que no seamos los más creativos del mundo y otra cosa muy distinta es que seamos menos originales que Rocky V.

Pero hay que rendirse a la evidencia.

Sigue leyendo

Nombres inolvidables


"Hola, yo me llamo Conan de Jesusa Froilán de Todos los Santos... ¿qué tal?"

"Hola, yo me llamo Conan de Jesusa Froilán de Todos los Santos... ¿qué tal?"

Al principio pensé incluir esta entrada entre mis anécdotas policiales, ya que el primero de los “afectados” lo encontré por mi trabajo.  Pero luego pensé que mejor hacía una entrada distinta, que la cosa merecía la pena.

Porque ¿quién no se ha encontrado o conoce a alguien con un nombre raruno? Yo he conocido muchos (recordemos el famoso “Jesús Supermán” de la anécdota policial nº8), pero como el del lunes pasado, ninguno.  ¿Cómo se llama el pollo? Ni te lo imaginas…

Sigue leyendo