Enseñanzas de un niño de 4 años


El otro día vinieron mis sobrinos a casa. El pequeño (4 años) al poco de llegar me enseñó… ¡¡a ahorrar agua!!

Me llevó al wc y, señalando el pulsador (el mío tiene sólo uno, no como el de la foto), me comentó que si lo pulso para tirar de la cadena e inmediatamente después vuelvo a pulsarlo hasta el fondo, el gran caudal que sale se cortará súbitamente. Y con ello ahorramos un buen montón de litros de agua al día… y ni rastro de resbalones oiga! 😉

Se te queda cara de tonto. Yo no sabía este truquito, ¿y vosotros?

Fuente: hogarutil.com