Cambiar baloncesto por ajedrez


Muchas veces he pensado que hay que ser un autentico friki para cambiar un deporte como el baloncesto por un juego de mesa como el ajedrez. No encontraba nada, y el friki en cuestión no me daba una razón de peso que me justificase el cambio.

Todo cambió hasta que mis fuentes me han hecho llegar un video donde se demuestra las tremendas actitudes de Reygecko como reboteador.  Desde entonces no volvió a ser el mismo.

Alrededor se ve a Cargenio, Fayrlane y Splitbrain, mirándole sin recriminarle nada porque sabían que de pequeño se tiraba a las fuentes con agua y en una de ellas le costó salir y le faltó un poco de oxigeno. Aparte la mamá de Reygecko les dijo que era un niño con dificultades y que debían de quererle tal y como era.

Ahora lo entiendo, Reygecko no volveré a juzgarte.

Llegan las vacaciones


LLega el verano y con ellas las esperadas vacaciones. Empiezan las discusiones de donde ir o donde no.

Yo este año lo tengo claro, y tengo testigos de que me tocaba elegir. Así aplico la famosa frase que le dije a Pochola, y que de vez en cuando se la tengo que recordar: ¿Qué parte de la frase de “Me quiero tocar los cojones” no has entendido?”

Por suerte, ayer mismo, viendo el club de la comedia, Quequé me echo una mano.

(Pincha para ver el monólogo de Quequé en YouTube, merece la pena)

Cansado del bipartidismo


Llegan las elecciones, los distintos gobiernos (locales, provinciales, etc) se han dado prisa en inaugurar lo preparado y lo no preparado. Hay que dar imagen de cara al ciudadano ciego, que no quiere ver, o simplemente sólo ve lo que quiere. Ese que sólo ve las cosas malas de los contrarios a su color.

Cuando te pones hablar con unos y con otros, me da igual el color, y dices que no vas a votar a ninguno de ellos, automáticamente te ubican en el contrario. Si hablas con uno del Psoe, te llamará facha, si hablas con uno del PP, te llamará rojo. Y digo yo, ¿para cuando vamos a superar de una vez la maldita guerra civil?. Hace más de 40 años que sucedió, y quieren seguir ubicándonos tanto en un bando como en otro. ¿No presumimos de lo bien que llegamos a la democracia?. Entonces por qué no seguimos avanzando y seguimos estancados.

Pues yo no voy a votar ni a uno ni a otros. No me habléis del voto útil, ni que si tiro el voto, ni leches en vinagre. Voy a votar porque es un derecho y un deber. Aún no sé a quién, pero lo que es seguro es que ni va ser al PP, ni al PSOE.

 

Yo también soy nini

Imágenes sacadas de aquí, de aquí y de aquí.

Momentos filosóficos


Hoy me he acordado de una frase que me decía mi abuelo y que me hacía mucha gracia cuando era pequeño. Si te pones analizarla fríamente tiene su parte de razón. Ahí va:

Respeta algo sacado de lo más profundo de alguien.

Una mierda en el camino,

se la debe respetar,

porque una mierda representa,

a un hombre que fue a cagar,

y sino caga revienta.

Imagen sacada de aquí.

El vecino cojonero (2ª parte)


Bueno, salvando las distancias, traslademos esta situación a nivel internacional.

España tiene como vecino entre otros a Marruecos. Y a mi me da la sensación de que el gobierno marroquí, de vez en cuando nos quiera tocar los cojones. Creo que no hace nada a drede y todo lo hace con alguna intención.

Sino fuera así, no entiendo la “invasión” de Perejil, el problema que hubo con Amintou Haidar, el penúltimo problema  de la frontera que se pueden ver aquí, …

Creo sinceramente que la  mejor manera de responder en este caso es no hacer caso a las provocaciones, y seguir como estamos. No se puede dialogar con quien no quiere.

Imagen sacada de aquí