De pedantes y culturetas


Esta chica es una ignorante: seguramente ignora que tiene ombligo.

Mientras cagaba (no sé cagar de memoria) estuve leyendo un artículo de Mariola Cubells en el diario ADN.

En ese artículo, la autora presumía de tener buen ojo para detectar “iletrados”. Y lo hacía jactándose por ser capaz de detectar a uno de ellos (de los “iletrados”, quiero decir) tan sólo con una breve charla telefónica.

¡Qué habilidad! ¡Qué grandiosas dotes! ¡Qué desperdicio que una mente tan preclara no sea la encargada del departamento de recursos humanos de la mayor empresa editorial del mundo de la literatura!

Porque, ¿qué otra cosa se puede pensar de alguien que, con una simple conversación telefónica es capaz de descubrir a un pérfido ignorante que aspira a un puesto de trabajo? ¡Es una destreza admirable! Sin duda, la empresa funcionará mucho mejor sin indeseables como ése entre los miembros de su plantilla.

¿Qué pudo hacer sospechar a la señorita Mariola que ese farsante era, en realidad, todo un inculto? Pues el detonante fue que ese tipejo inmundo no sabía quién era Ausiàs March. Tuvo incluso la indecencia de pedirle que deletrease el nombre, ya que (en el contexto en que transcurría la conversación) se trataba de una dirección, vamos, de una calle.

Por tanto, ante el mundo y la corte celestial, yo también me declaro “iletrado. “

Yo tampoco tenía ni la menor idea de quién era ese señor. No me avergüenza admitir que he consultado la wikipedia para descubrir que se trataba de un poeta valenciano de finales del siglo XIV.

Definitivamente, soy un borrico.

No es excusa que el nombre de ese poeta jamás haya sido mencionado en las clases de lengua y literatura a las que asistí en el colegio o instituto. ¡No es excusa! Debería haberlo averiguado por mí mismo, para no ser un “iletrado”.

Porque cualquiera que no sea “iletrado” sería capaz de reconocer la labor de ese poeta tan pronto como su nombre fuese pronunciado.  Soy un zote.😦

Del mismo modo, supongo, cualquiera que no sea “iletrado” sería capaz de reconocer la grandeza y la profundidad de las ecuaciones de Carl Friedich Gauss; o la didáctica genial y contagiosa locura de Aron Nimzowitsch; o la visión que abarcaba desde lo infinitamente grande hasta lo  invisible del señor Max Planck.

Resumiendo: todos tenemos la obligación de conocer a todas las personas que, de un modo u otro, han sido grandes en su campo. De no conocerlos, deberíamos admitir que somos unos ignorantes, unos “iletrados”.

Así que no pondré excusas: soy un “iletrado”.  Todos haríamos bien en aprender de la autora de ese artículo.  Aunque sea rubia.:mrgreen:

6 pensamientos en “De pedantes y culturetas

  1. Me uno al club, yo también soy un puto ignorante y no conocía a tan insigne poeta que indudablemente es uno de los pilares de la poesía moderna… Y soy doblemente ignorante por no conocer a esta genial periodista de uno de los periódicos de mayor calidad entre la élite mundial….
    yo a las personas que califican a los demás de semejante manera llena de prejuicios culturetas les llamo de una manera bastante vulgar y menos pretenciosa… Gilipollas, y doy gracias (no sé a quién pero gracias) porque esta “buena” mujer no se haya dedicado a la medicina ya que no nos curaría por ignorantes iletrados.

  2. También dijo el Sr. Einstein “Sólo existen dos cosas infinitas…El Universo y las periodistas gilipoias” ah no xD era “El universo y la estupidez humana”

Quita un poco de mierda de tu cabeza y dime algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s