Un metrosexual en apuros


¿Estaría pensando en esto el metrosexual?

No hace mucho que estábamos sentados soletegordo y yo en la mesa de un restaurante, en Balmaseda (Vizcaya).

El sitio estaba muy bien.  Quizá los camareros eran un poco estirados, pero debía ser porque ese restaurante era para “gente fina” y soletegordo y yo éramos los únicos vestidos con chándal y zapatillas de deporte, algo que, por otra parte, también suele pasarnos.

Bueno, al turrón.  En una de las otras mesas del restaurante, me fijé en un grupo formado por dos mujeres (una gorda y otra con una imponente nariz de aspecto hebreo) un varón (el metrosexual del título de esta entrada) y un bebé.  Disfruté más del espectáculo de esa mesa que de la propia comida en el restaurante.:mrgreen:

La situación era, más o menos, ésta:

La chica a la nariz pegada, sujetaba entre sus brazos al bebé mientras le decía tonterías para que éste se riera o lo que fuese.  Destilaba estrógenos por cada poro de su piel, dando la sensación de que (si pudiese hacerlo sin castigo) querría despedazar a la madre del niño para poder quedárselo, cual Gollum con su tessssorooooo.

Frente a ella, la chica voluminosa (mira, me apetece ser políticamente correcto) la miraba encantada de que disfrutase tanto de tan pequeña compañía.  Por el reguero de babas deduje que se trataba de la madre del bebito y, casi seguro, la hermana de la chica de la gran nariz.

Entre ambas, un metrosexual sudoroso, con su cuerpo inflado de esteroides, lanzaba una ¿desconfiada? mirada desde debajo de sus escasas cejas perfectamente depiladas hacia la chica que sujetaba al niño, que debía ser su novia.

Al tío cachas se le iba poniendo una cara como ésta

La cara del metrosexual era todo un poema.  Viendo cómo su querida loro-novia se había transformado en un alambique de estrógenos y quizá suponiendo que, tan pronto como salieran de ese restaurante, le propondría fundir sus genes en un proyecto de narigudo-metrosexual, me parecía escuchar en mi cabeza los pensamientos de ese tipo.

¡¿¡Pero qué le pasa a mi Vanessa!?! ¿¡¿Desde cuándo le gustan tanto los niños?!? ¿¿Querrá que tengamos uno?? ¡¡Ni de coña!! ¡¡Antes me meto a mamporrero que pasar mis ratos libres limpiando caquitas líquidas!! ¿Y si pruebo con un tío?

Y en esos razonamientos, acaso planteándose su orientación sexual, andaba el cachalote cuando la nariz suprema se arrugó.  Parecía que el bebito se había cagado como un campeón.  Y la vaca (ooooohhh… ya se me pasaron las ganas de ser políticamente correcto) cogió al niño y se lo llevó al baño, supongo que para cambiarlo, mientras la nariz parlante le decía cosas al músculo con una cara de estúpida que cualquiera podría traducir como un “¡¡yo quiero uno como ése, quiero uno como éseeee!!“.  Y Hércules sudaba la gota gorda.

Al poco, la tocinil madre volvió con el pequeño.  Todo estaba ya pagado y se levantaron de la mesa para irse.

Mientras se iban, Miss Napias le pasó el brazo por los hombros a Sansón, pero éste se agachó habilmente para atarse un zapato, esquivando el reproductivo abrazo de su querido loro.

¿Casualidad o quizá era verdad todo lo que se me pasó por la cabeza y he contado aquí? Me dan ganas de vover a Balmaseda sólo para enterarme…😆

Fuentes: Aquí, aquí.

3 pensamientos en “Un metrosexual en apuros

  1. Bueno monstruo, ya me contarás que tal por el P. Vasco; espero que ya habrás comprobado tu infundado temor a que te quemaran el coche o cosas por el estilo. Me alegro que lo hayais pasado bien y disfrutado de tan bello e industrial lugar.
    Saludos

    • No, si yo pensaba que no me harían nada. Pero aquí en Madrid, ya lo sabes, se oyen muchas tonterías. Y te hacen dudar.

      Ya he comprobado que se trata de sólo una leyenda urbana y estoy preparando una entradita sobre la escapada al norte.😀

      • Esperamos esa entradita y a ver si nos ponemos en contacto y hablamos un rato de ese viajecito🙂
        P.D.: Me resulta raro que alguno de los padres que visitan estos lares no hayan hecho comentario alguno acerca de cuán maravillosa experiencia… Olfativa🙂

Quita un poco de mierda de tu cabeza y dime algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s