El hombre que reía por la calle


¿Un loco? ¿Un borracho? ¿Por qué no un tipo feliz?

Lo confieso: yo soy el primero que, al ver al alguien caminando solo por la calle y riendo en alto (o sonriendo) lo primero que se me viene a la cabeza es “ese tipo es gilipollas, está drogado o está loco“.  Es lo que pensé un día de esta semana al ir al supermercado y cruzarme con un tío que se partía de risa mientras andaba.

Pero luego lo pienso otra vez y me arrepiento de haberlo pensado.

El loco no es ese tipo.  El loco, el enfermo soy yo.  Lo somos todos los que pensamos eso cuando vemos a alguien reír o sonreír mientras camina por las calles.

¿Tan enferma está la sociedad? ¿Tan enfermos estamos todos que, sólo porque alguien ríe, pensamos que está drogado? Ufff… qué poquita confianza tengo en esta birria de especie a la que pertenezco… 😦

Enlaces: el dibujito lo he copiado de aquí.

6 pensamientos en “El hombre que reía por la calle

  1. ¿Y que me dices del que pasea por la calle, el parque o el centro comercial con los cascos puestos y cantando a pleno pulmón las coplas españolas?. Ese tío es el mas feliz del mundo y los demás, que le miramos como con vergüenza ajena, somos unos auténticos gilipollas.

  2. Nos comportamos como se comporta el rebaño. El rebaño esta calladito, nadie asoma la cabeza por encima de nadie. Y aunque todos nos morimos de ganas de saltar, de hacernos ver, nos callamos y seguimos el rebaño como buenas ovejas.
    Por otro lado… ¿Quien es normal?¿Qué es ser normal?
    Todos tenemos, en mayor o menor grado, un poco de locura. Y aquel que siempre esté serio, que siempre sea formal… es más aburrido que las piedras. ¡Viva la locura transitoria: Caca,tetas,culo,pedo,pis y demás improperios!

    Dejando de lado tonterias varias… todos deberiamos reir más, aunque sea solos y por la calle.

  3. Jeje, me has recordado cuando hace años iba a estudiar en Metro y aprovechaba para leer. Uno de esos libros fue “Sin noticias de Gurb” y mientras me duro su lectura, seguramente, fui el loco, borracho o drogado del vagon porque me moria de la risa (seguramente si hoy en dia lo volviera a leer me pareceria absurdo pero en esa epoca lo disfrute)

    • Gran libro de Eduardo Mendoza, y muy ameno. Me encanta la parte en que sale de fiesta por la noche y acaba dandose de ostias y en comisaria. xD

Quita un poco de mierda de tu cabeza y dime algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s