Los renglones torcidos de Dios


Acabo de terminar un curso de anatomía y a pesar de haberla estudiado hace ya muchos años, no dejo de sorprenderme del funcionamiento de nuestro cuerpo.

Es impresionante la complejidad y a la vez la sencillez con la que todo está conectado. Es increíble como el más pequeño movimiento, un simple parpadeo o la caída de una lágrima, tiene detrás un complejo mecanismo en el que intervienen varios sistemas.

Creo que se trata de la máquina más perfecta.

Y en especial, el cerebro y su funcionamiento (casi comparable con el Linux ). Impresiona como recoge toda la información que le llega y la procesa, dando lugar a una respuesta que puede estar en el punto más alejado del cuerpo. Controla movimientos, reflejos, sentimientos,sensaciones…

Pero a veces, esta perfección se ve truncada, dando lugar a “Los renglones torcidos de Dios” .  Este es el nombre de uno de los primeros libros que leí en mi vida. Es de Torcuato Luca de Tena y la historia se desarrolla en un psiquiátrico, en el que aparecen personajes con distintas enfermedades mentales.

Siempre he tenido curiosidad por saber que pasa por la mente de personas con estos problemas, por ver como ven ellos la realidad que les rodea.

En el trabajo conocemos varias personas con problemas mentales, pero me voy a centrar en el caso de una señora mayor. No se exactamente cual es la enfermedad que padece,pero su mente parece que va ralentizada, y a veces se queda como “colgada”.

Al principio de conocerla te desesperaba atenderla, terminaba con tu paciencia. Hasta que un día, en uno de esos momentos en los que su mente se quedó bloqueada, me miró fijamente como pidiendome ayuda. En ese momento me sentí fatal al ver su mirada pérdida (no se si fruto de la medicación), y  por ser tan egoísta y pensar en el tiempo que me estaba haciendo perder.

Me invadió un sentimiento de culpabilidad y de tristeza. Y en ese momento me imaginé estar en su lugar. Quizás yo no sería tan valiente y no saldría de casa sin ir acompañada.

Muchas veces es peor para ellos la marginación y el desprecio que la propia enfermedad.

Desde entonces pienso que ninguno de nosotros, de nuestros familiares o amigos estamos exentos de pasar por algo así, y de como me gustaría que el resto nos tratasen.

Fuentes: aznarabdominales.jpg,  wikipedia.org

7 pensamientos en “Los renglones torcidos de Dios

  1. No creo que vaya “ralentizada” debe estar pensando alguna cosa distante no relacionada con el momento en que se encuentra.
    (Al final no importa la diferencia, debe ser difícil irse por momentos y no poder evitarlo)

  2. ¿¿Lo ves?? ¿¿Ahora me entiendes, maldita?? No es que yo me distraiga, es que os pido ayuda con la mirada y vosotros pasáis de mí… 😦

    A ver si me hacéis más caso porque… ¡anda, si tengo un agujero en el calcetín! ¿Cómo me habré hecho esto…? ¿Y el cortauñas dónde está…? Creo que tengo ganas de cagar. Ufff, qué hambre me está dando… voy a por una magdalena… estooo… ¿de qué estábamos hablando?

    • “Creo que tengo ganas de cagar.” dicho a viva voz, frente a 26 desconocidos mientras compras en la sección “alimentos preparados” de algún supermercado.
      (dame una frase genial y yo la pondré en el mejor contexto(y si no lo hago es por que me estoy rascando las b…..))

      • Uffff… si tú supieras…. Imagina la situación.

        Solete: bueno enano, ¿entonces qué vamos a hacer luego?

        Rey:

        Solete: Ehhhh…….!!

        Rey:

        Solete: Que te estoy hablandoooooooooooooooo…..

        Mientras él está pensativo mirando su portátil con una mano apoyada en la barbilla mientras su ceño está fruncido y diciendo que no con la cabeza.

        Yo me pongo en medio y empiezo a berrear.

        Solete: Que me hagas caso. JODERRRRRR

        Rey: ¿Eh?… ¿Qué pasa… qué pasa?

        No, si tiene su parte buena, así las conversaciones en casa duran más…

        Algunas veces le llamo por teléfono en casa que parece que el sonido le hace despertar. Qué vejez nos espera,jejeje

  3. Me imagino que desde que el óvulo es fecundado hasta que un ser humano llega a su máximo desarrollo, pasa por tantísimos procesos celulares y en circunstancias tan diferentes, con condicionantes externos tan variados que las posibilidades de que haya algún problema supongo que serán bastantes aunque en la práctica es admirable que la naturaleza trabaje tan bien.

Quita un poco de mierda de tu cabeza y dime algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s