La arruga es bella


En uno de esos días grises (y no sólo me refiero al tiempo), en los que las cosas comienzan a salirte mal y que las noticias sólo son negativas, metida en un atasco (que por suerte no sufro todos los días), oí de pasada una frase al cambiar de emisora:

“Mi cara puede estar llena de arrugas, pero no mi cerebro”.

Esta frase se la atribuían a una investigadora italiana, que en este año ha cumplido 100 años, repito, 100 años, y que todavía sigue yendo TODOS los días a trabajar al laboratorio. Según ella, las bacterias no saben de festivos.

Cuando llegué a casa, intenté buscar de quien se trataba. La encontré, es Rita Levi-Montalcini.

Es una neuróloga italiana de ascendencia judía y Premio Nobel de Medicina en 1986.

Echando un vistazo a su biografía tiene cosas muy interesantes, tanto a nivel profesional como personal. En ambos casos vivió y actuó en contra de los estereotipos de la época.

De izquierdas convencida, siguiendo una curiosa teoría de como la forma de actuar de ambos hemisferios del cerebro se extrapola a los partidos de derechas e izquierdas. El hemisferio derecho, que es el instintivo, prevalece sobre el izquierdo, que es el del razonamiento.

No quiso casarse ni tener hijos. No quería vivir la vida que estaba viviendo su madre, totalmente sometida por su estricto marido.

Por otro lado, quería comenzar estudios universitarios, oponiéndose duramente a la posición de su padre. Posteriormente tuvo que abandonar la Universidad, debido a las leyes de Mussolini, que prohibían la asistencia de los judíos a las aulas. Lejos de desanimarse por ser considerada de una raza inferior, comenzó a investigar por sí sola en su pequeño dormitorio.

Vivió momentos que ahora nos pueden parecer imposibles, como conseguir un feto para investigar y llevarlo en su bolso durante el viaje en tranvía hasta su casa.

Su vida da para llenar muchas páginas, y es increíble como a pesar de dormir sólo unas 3 o 4 horas y hacer una sola comida al día, puede tener una mente tan privilegiada.

Todo esto me hizo pensar, por un lado, en el poco valor que damos a esta gente, que en este caso dedica su vida a la investigación, sin obtener grandes beneficios, excepto los resultados obtenidos y la satisfacción personal. Y por otro lado, que en el momento que vivimos, que está tan vacío de valores, y en el que prevalecen la lucha por el poder y la riqueza, deberíamos fijarnos más en gente como Rita.

Que pena que estemos rodeados de tanto cerebro arrugado…

Fuentes: coeducandoiessalvadorrueda, wikipedia

7 pensamientos en “La arruga es bella

  1. Sí que es cierto,¡cuanto cerebro arrugado por el mundo!. Debe ser muy complicado ir contracorriente, sobre todo en los años en los que tuvo que decidir lo que quería hacer en su vida.

  2. Desgraciadamente el mundo no lo dirigen personas como esta gran mujer sino advenedizos (como “piños-rotos” Berlusconi en su país) más preocupados por continuar en el poder que en trabajar con un fin social. En cuanto a lo de comer una vez al día o dormir 3 o 4 horas…. prefiero morirme antes jeje

  3. A mi lo que me da que pensar es lo que hubiera conseguido esta mujer si se le hubieran dado todas las facilidades y todos los medios.

    Ahora solo cabe darle las gracias por ser tan perseverante

  4. Pingback: La Magia de la Arruga | Actitud por Tini de Bucourt

  5. Pingback: La Magia de la Arruga | Mujeres con Actitud y Presencia

Quita un poco de mierda de tu cabeza y dime algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s