Carta de Peluffo


Peluffo es un perrito que vive al otro lado del Atlántico, éste tan salao de la foto.

Aquí está Peluffo.  ¿A que es majete?

Aquí está Peluffo. ¿A que es majete?

Tuve la suerte de conocerle gracias a internet y me mandó un correo que me gustó tanto (pero tanto-tantísimo) que no me he podido resistir a pedirle permiso para publicarlo aquí.  Y me lo ha dado, así que… señoras y señores, sin tocar ni una coma, con ustedes la carta de Peluffo: 😀

¡Hola Rey!

Me siento encantado de que un tío del otro lado de la poza se empeñe en conocerme, para comenzar puedo decirte que la forma en que mi madre solía llamarme es #@1″=?%, pero quizá no sepas hablar idioma perruno, así que en la lengua que el tipo con el que vivo suele usar, mi nombre suena algo así: Peluffo.

Pues nada, que puedo contarte que ya no soy un chaval, nací hace unas 16 lunas, y cuando apenas tenía 2 ó 3 lunas de haber nacido me tocó conocer a un tío que me ha pinchado el culo desde entonces, de hecho el tipo con el que vivo me lleva seguido a visitarle y siempre es lo mismo, mi amigo le da unos billetes y él me obliga a tomar pastillas y luego me pincha el culo, joder… este tipo ha dicho que mi madre era una Doberman y mi padre un Pastor Alemán, (debo investigar a que se refería…¿?)

Sobre el tipo con el que vivo: Es un buen tío, lo he conocido de una manera muy extraña, resulta que un día andaba yo cerca de un camino muy duro, de color gris, con unas rayas en el medio, cuando de repente PUUUUM, que el muy gilipollas me ha pasado por encima con todo y caballo, del golpe me dieron muchas ganas de dormir y ese tiempo el tipo del caballo lo aprovechó para llevarme a su casa, y cuando me despierto, estaba en un mundo totalmente nuevo, antes vivía yo en un lugar con muchos árboles y toda clase de bichos para comer, dormía en cuevas, bajo los árboles, o entre los matorrales; ahora vivo en un lugar donde todos los caminos son duros y grises, hay muchisimos árboles pero son de color gris y sus hojas se extienden de palo a palo, son hojas extrañas, son de la misma forma de mi cola pero mucho más largas, y no hacen nada de sombra. 😦

Sobre mis pasatiempos puedo decir que no tengo mucho tiempo libre, me la paso todo el día trabajando, me ocupo en varias cosas, por ejemplo: sacar la basura del cesto, mordisquear la tela de los sillones de la estancia, dormir, comer, cagar….lamerme los huevos, abrir hoyos en el jardín (cosa que aún no hago bien, me falta técnica y por eso siempre me regañan), bajar la ropa del tendedero y revolcarla (aún no domino la técnica del “revolque”, por más que me empeño en hacerlo bien, siempre me regañan y un par de veces me han azotado con una revista), espantar a los gatos del vecinadario que llegan a mi territorio… cuando tengo un ratito libre me gusta echarme en los sillones a dormir (supongo que ronco, porque cuando se dan cuenta me regañan) o tenderme debajo de un árbol de avocados que hay en mi territorio y esperar a que caiga uno y aprovecharlo de inmediato. Por las noches cuando ya estoy muy cansado, mi amigo llega y siempre debo sacarlo a pasear, creo que es algo bobo pués para no perderse me obliga a usar una cadena a la cual él se agarra muy fuerte…. en fín no me quejo, el trabajo es pesado pero la paga es buena, agua fresca y comida que incluye concentrado y sobras de la cocina.

Cuéntame de tí, ¿tienes un amigo canino que te cuide?

Saludetes desde este lado de la poza.

4 pensamientos en “Carta de Peluffo

Quita un poco de mierda de tu cabeza y dime algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s