Ser segundo no vale


De nada sirve salir más rápido que tu principal rival (144 frente a 146 milésimas), de nada sirve tener la mejor marca mundial del año en el hectómetro con 9.77 segundos hace apenas un mes y de nada sirve romper en la carrera el récord de los EEUU con 9.71 segundos.

Viendo lo anterior uno debe de pensar que ha Tyson Gay, se fue contento para casa con su medalla de oro colgada al cuello en los Mundiales celebrados en Berlín hace unos días. Pero no, “sólo” fue plata, porque Usain Bolt corrió 13 centésimas más deprisa que él.

Usain Bolt pulverizó el record de los 100 metros lisos, dejando el listón en unos estratosféricos 9.58 segundos. Este velocista de tan sólo 23 años, posee una gran zancada gracias a sus 1.93 metros y 76 kilos.

¿Y ahora qué?, pensará Gay. Si soy más viejo (27 años), más bajo (1.70 metros) y peso 70 kilos. ¿Qué tengo que hacer para ganar a este tío? ¿Qué he hecho yo para merecer ésto?

La solución la dio Djokovic el otro día tras perder con Federer en el Master 1000 de Cincinnati. Simplemente has nacido en la época equivocada.

Otra solución te la puede dar Elgarro, que es del Atleti, y está más acostumbrado que nadie a ir siempre por detrás. 😉

Fuentes: Marca, Wikipedia, Youtube

5 pensamientos en “Ser segundo no vale

  1. Lo voy a decir yo, pero seguro que no soy el único que lo piensa: el norteamericano quedó segundo, pero pasará a la historia por ser el gay más rápido hasta el momento… 😉

      • Otro dicho fácil pal cesto: “lo malo de ir por delante es que te pueden dar por detrás”. Pero sigo diciendo que este tío va dopado. Tiene unas condiciones físicas innegables (especialmente la envergadura, que le diferencia del resto) pero esa superioridad huele mu pero que mu mal…

        • Es que el que sepa un poquito cómo funciona la alta competición sabe que van TODOS dopados. Eso no quita que el tipo sea un fuera de serie, que ha ganado a otros tipos que TAMBIÉN van dopados.

          P.D.- Si dependiese de mí, permitiría el libre dopaje. ¿Para qué esa doble moral?

          • No se trata de doble moral. Tramposos hay en todos lados pero no por ello (y por ellos) hemos de aceptar sus reglas. Y tampoco estoy de acuerdo en que todos vayan dopados. Muchos sí y con diferentes “calidades” pero ni siquiera diría que la mayoría de los competidores. Así que ni doble moral, ni plegarnos a los tramposos: aquí cada uno con su cipote y si alguno se lo opera para agrandarlo y le pillan, que le crujan.

Quita un poco de mierda de tu cabeza y dime algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s