Me sé el final.


AVISO: No voy a contar el final de nada, ¡NO COMO OTROS!.

No, no soy como este tío, lo mio es mala suerte.

No, no soy como este tío, lo mio es mala suerte.

Es la tercera vez que me pasa en menos de un mes que me sé el final de algo, en concreto, de una película, de una serie de Televisión y de un libro.

La primera, no lo considero mala suerte, porque por algún cabroncete que anda suelto decidió contar aquí el final de la películo 7 Almas.

La segunda, la serie, empieza a ser mala suerte. Normalmente espero a tener una temporada de una serie completa y la veo del tirón, me evito ver los anuncios insufribles y sobre todo los anuncios de más de 20 minutos del final del capítulo para que cuando vuelva sólo quede 1 minuto de dicho capítulo. Pues bien, el otro día echaban por la tele el último capítulo de Prison Break, serie que por cierto me gusta mucho y que estaba esperando pacientemente a tenerla completa. Y hay estaba yo, medio adormilado en el sofa haciendo zaping, de pronto llego a la Sexta,y veo los últimos tres segundos de un capítulo y enseguida empiezan las letras de crédito. ¡No puede ser!, compruebo que se trataba del último capítulo y os puedo asegurar que ya me se el final.

Y el último, es el colmo de la mala suerte. Hacía tiempo que no leía un libro de lectura, y me apetecía hacerlo en este veranito. Me compré un libro que parace que tiene muy buena pinta, Las Legiones Malditas de Santiago Posteguillo. Me siento tranquilamente en mi sofa, y empiezo a leer. Rapidamente el libro me engancha de sobremanera y me leo del tirón alrededor de 50 páginas sin casi ni darme cuenta.  En ese empiece te enteras de cosas que no voy a decir, que te chocan y te llaman la atención. Cierro el libro, y decido leer en el mismo quien ese autor, empiezo bien “Santiago Posteguillo, filologo, lingüista y …bla,bla bla”, pero acabo mal: “…en 2006 publicó su primera novela, Africanus, el hijo del cónsul, primera entrega de una trilogía que continua con esta segunda parte”. No me lo puedo creer y lo vuelvo a leer por si con un poco de suerte  lo he entendido mal. Confirmado soy un imbécil.

Así que nada hay me teneis al día siguiente aparcando mi nuevo libro y comprándome una primera parte, en el que ya me sé el final, y esta vez como ya he dicho no me lo contó nadie, sino que yo solito me lo busqué. No como mi pobre cuñado, que hablando un día con su madre, ésta le dijo “Esta tarde he estado viendo en el cine Gladiator, esta muy bien, lo malo es que sale mucha sangre no como en Espartaco, y la pena es que Gladiator muere al final”.

Fuentes: lacrudarealidad

Un pensamiento en “Me sé el final.

  1. Hahaha pues si…eso pasa…

    Aunque no pensaba vérmela, una vez en el colegio un amigo gritó ¿Quien se vió Scooby Doo? y nadie se la había visto… -El malo es Scrappy!!- y se echó a reir el desgraciado!!

    En libros tambien pasa lo mismo, estaba cerca de la mitad del Código Da Vinci, y mi hermana mira por donde voy y me dice: Ése!, Ése es el malo del libro!

    Pero bueno que se hace…Aunque sólo en una cosa no estoy de acuerdo con lo que escribes…Si, en el post de Avispas de Mar dicen que el protagonista se suicida, pero esa es precisamente la secuencia de inicio de la película. Tu pasas toda la película sabiendo que se va a suicidar (hayas leído el post o no!)…Así que bueno…la primera no es mala suerte, como bien dices…

Quita un poco de mierda de tu cabeza y dime algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s