Viajando ando: Teruel


Hoy toca una nueva entrega de la colosal y mundialmente aclamada serie “Viajando ando“, que voy escribiendo cuando me sale de las narices con los viajes o escapadas que hago cuando tengo tiempo y dinero, lo que ocurre bastante pocas veces.  😕  Y en este caso, la escapada fue a Teruel.  Quería comprobar si era verdad que Teruel existe.  Y alguna sorpresa me he llevado…

Oiga, perdone... ¿voy bien para Teruel?

Oiga, perdone... ¿voy bien para Teruel?

Para empezar, debo decir que desde este fin de semana pasado considero a Teruel entre mis provincias favoritas de toda España.  😀   Tiene unos paisajes ESPECTACULARES, una naturaleza todavía poco pisoteada por la gente, unos jamones ricos-ricos, unos pueblos con mucho encanto… lo dicho: Teruel acaba de colocarse en mi top-ten particular de provincias españolas, compartiendo puestos de honor con Pontevedra, Cantabria o Salamanca.

Quien no conozca Teruel o no haya oído hablar nunca de esa provincia (por ejemplo, los lectores latinoamericanos, que hay muchos por aquí 😉 ) hay que decirles que se trata de la 10ª provincia de mayor tamaño de las 50 que forman España, pero sin embargo es la 49ª por número de habitantes.  Su capital es la de menor población de toda España.

Venga, voy a ponerme cursi.  Cuando otras capitales o ciudades destacan por sus monumentos, sus edificios o su importancia económica, ¿quién no ha escuchado la leyenda de “los amantes de Teruel”?

¿Que te has casado? De piedra, me has dejao de piedra...

¿Que te has casado? De piedra, me has dejao de piedra...

Cuenta la leyenda que Juan e Isabel eran dos jóvenes turolenses que se querían mucho, allá por el siglo XIII.  La mala suerte de nacer en segundo lugar privó a Juan de la fortuna de su familia, lo que hizo que el padre de Isabel le negase la mano de su hija.

Entonces Juan se lanzó a guerrear contra los musulmanes para ganar bienes que pudiesen cambiar esa negativa.  Pero antes de irse, pidió a Isabel que le esperase cinco años.  Ella accedió.

El tiempo fue pasando y, transcurridos los cinco años, Juan no regresó.  Isabel se casó con un rico habitante de Teruel y, justo después, apareció Juan.

Desconsolado, Juan se las arregló para encontrarse con Isabel y, pese a ser una mujer casada, lo consiguió.  Le pidió un beso, pero ella se lo negó: era una mujer casada.  Él cayó muerto a sus pies fulminado por el dolor de su negativa.

Isabel acudió enlutada al entierro de Juan y quiso darle en muerte el beso que le negó en vida.  Y al besarle, ella también murió apoyada en el cadáver de él.

Y así yacen sus estatuas, con las manos casi unidas, condenados a no poder tocarse para toda la eternidad…

La leyenda es linda ¿verdad? A decir verdad, cuando nos la contó la guía alguno pensó “¡Joder con Isabel, estaba esperando a que cumpliese el plazo con un pie en el altar!”.  Pero eso es otra historia…

Volviendo a Teruel, entre sus poblaciones podemos encontrar joyas como Albarracín.

Albarracín visto desde su muralla

Albarracín visto desde su muralla

Merece la pena pasear entre sus calles, una verdadera preciosidad de pueblecito.  Ya lo dijo Azorín: “visite una de las ciudades más bonitas de España, visite Albarracín“.  Mientras sacas tiempo para ir, siempre puedes echar un vistazo a la webcam en tiempo real que tiene instalado su ayuntamiento AQUÍ.

Historia, paisajes, buena gente (con un acento muy acogedor, a mí no me pareció “bruto”, como dicen las malas lenguas) y también buena gastronomía, como se puede ver:

Solomillitos de ciervo para cenar.  Ricos, ricos... ¡¡ñammmm!!

Solomillitos de ciervo para cenar. Ricos, ricos... ¡¡ñammmm!!

En pocas palabras: Teruel SÍ que existe.  Y espero volver algún día a pasear entre sus gentes.  Además, no hay estúpidas fuentes a las que tirar monedas para volver ¿verdad? :mrgreen:

Fuentes:  Yo mismo (sí, son fotos mías, se nota por su mala calidad…)

Un pensamiento en “Viajando ando: Teruel

  1. La parte buena de que Teruel “casi” no exista (no para sus habitantes) es que mantiene el encanto de lo que no ha estropeado ni el turismo ni la industria.
    Afortunadamente aún quedan sitios así por España, sitios donde se puede disfrutar de paisaje, gastronomía y tranquilidad…

Quita un poco de mierda de tu cabeza y dime algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s