Metil… ¿¡qué!?


Metilmercaptano.

Ése nombrecito tan raro es el que tienen una serie de compuestos químicos responsables, entre otras cosas, del mal olor de pies.  Ojo, eso no significa que puedas echarle la culpa al metilmercaptano y dejar de lavarte los pies.

Lo que tiene uno que aguantar

Lo que tiene uno que aguantar por un plato de comida y tres paseos diarios... ¡¡puaajjj!!

Hay unas bacterias que, bajo determinadas condiciones alcalinas como las que hay en los pies de más de un guarro, se multiplican y acaban generando ese característico “olor a pies”.  Esas bacterias también se pueden encontrar en algunos quesos, de ahí que se diga “olor a pies” o también “olor a queso”.

Vale.  ¿Y por qué digo esto? Pues porque hace unos días subí a mi coche y, sin previo aviso, me sentí atacado por un más que evidente “olor a pies”.

Una de las pocas ventajas que tiene ser alérgico al polen es que la sinusitis alérgica disminuye bastante mi capacidad olfativa, así que aguanto bastante bien los malos olores corporales ajenos, los olores a WC, etc.  Por eso me extrañó mucho entrar en mi coche y notar ese pestazo.

Así que me puse a investigar.  Empecemos descartando sospechosos: yo mismo. Me quité una zapatilla y, con mucho miedo, me la llevé a la nariz… nada.  Bueno, tampoco “nada”, pero no apestaba así ¿vale?

Entonces… ¿por qué olía así mi coche? Se supone que yo soy el único que lo conduce, pero allí olía a pies que quitaba el hambre.

Todo se aclaró cuando, intentando meter la compra diaria en el maletero, me encontré con que allí había una bolsa solitaria y olvidada de queso mozarella que, quizá debido a los 50 grados que alcanza el coche cuando se queda parado al sol, había reventado y su caldo se había esparcido generosamente impregnando la mitad del maletero.  Nauseabundo incluso para mí.

Tomé la determinación de llevar el coche a un lavado… y de eso hace ya 2 semanas.  ¿Sabes qué? Que me está empezando a gustar el olor a pies.  O a metilmercaptano.  Vaya, parece que me está entrando hambre… ¡hasta luego!

9 pensamientos en “Metil… ¿¡qué!?

  1. Jajajajajajjaja,yo Metilmeretacarpano de ese gasto de lo lindo,curro en un sitio con moqueta y to er dia de pie y andando a toa pastilla,no te imaginas lo que desprenden mis zapatos despues de una jornada laboral de 10 horas,no hay zapatos que me duren mas de 6 meses,mis compañeros ya me han declarado persona non grata por la convención de Ginebra,bush buscaba armas de destrucción masiva en irak,debería mirar en mi takilla…

  2. #3: No sé si le gustaría tanto, pobre animalito…

    #4: Si te sudan pero no te huelen, entonces tienes pocas bacterias “metilmercaptanas”. No problemo.

    #5: Mira que dudo que tu taquilla huela más a pies que la mía. Lo dudo pero mucho.

Quita un poco de mierda de tu cabeza y dime algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s