La enfermedad no atiende a razones


Ponte buenoPorque si atendiese a razones, mi vecino Pi no estaría ahora mismo afectado por una enfermedad tan grave como el síndrome de Guillain-Barre. 😦

No es justo.  No es justo que las personas que demuestran día a día tener un gran corazón, que ayudan a los demás, que demuestran una fuerza y una generosidad muy por encima de la lamentable media humana, justo esas personas sean las que más frecuentemente golpea la vida.

No recuerdo haber oído hablar nunca de esa enfermedad.  ¿Quizá en algún capítulo de House? Puede ser porque, según he podido leer, se trata de una de esas enfermedades tan retorcidas en las que el propio sistema inmunológico del enfermo confunde las células y ataca a las del propio organismo. Yo no soy médico, no sé explicarlo mejor, pero es lo que yo he entendido.

Es una enfermedad muy poco conocida.  No se sabe por qué unas personas lo sufren y otras no, así como tampoco se conoce ninguna cura, sólo terapias para reducir su gravedad y procurar la recuperación de los enfermos.

Mucho ánimo, Pi.  Recupérate pronto y bien, que haces falta.

4 pensamientos en “La enfermedad no atiende a razones

  1. El Síndrome de Guillain-Barré es un trastorno en el que el sistema inmunológico del cuerpo ataca a parte del sistema nervioso periférico (raíces nerviosas). Es parecido a la esclerosis (aunque ésta afecta al SNC), se produce una desmielinización aguda.
    Ya que es un brote agudo único, que no tiene por qué volver a producirse, no es una enfermedad crónica.
    Siempre es posible la regeneración, ya que las células de shunt pueden regenerarse, de ahí que no sea una enfermedad crónica, aunque es posible que pueda dejar secuelas.
    El paciente comienza con una debilidad en las extremidades inferiores, que aumenta progresivamente al tronco y hacia arriba. Por el contrario, la recuperación se produce en sentido inverso.

    La enfermedad nunca es justa 😦

  2. Ojalá no se reproduzca, Serena. Ojalá se recupere bien y sus células de Shunt (ésas no sabía ni que existían) se regeneren perfectamente.

    Y es cierto: la enfermedad nunca es justa.

  3. Caray… a veces nos sentimos tras una barrera de cristal, “conociendo” que hay todo tipo de enfermedades, pero es tan fragil ese cristal que cuando menos nos damos cuenta… se traspasa, y con personas de las que menos imaginamos…

    Un gran abrazo y bendiciones para tu amigo!

  4. Estoy segura de que la buena energía que tanta y tanta gente envía a Pi, logrará que su recuperación sea más rápida de lo esperado.
    Nunca dudé de la gran labor que Pedro desarrollaba en la asociación de Parados, pero ha sido ahora, con su enfermedad, cuando hemos comprobado la verdadera magnitud de su trabajo y el tiempo y esfuerzo que dedica a ello.
    Desde aquí mi reconocimiento y todo mi cariño. Un besote Pi.

Quita un poco de mierda de tu cabeza y dime algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s