La bomba del Zar


Hace poco me dio por pensar en las bombas nucleares.  ¿Hasta dónde había podido llegar el ser humano en su ansia por conseguir nuevas y más eficientes formas de autodestruirse? ¿Cuál había sido el arma más mortífera jamás creada por el ser “humano”, que de “humano” tiene más bien poco?

Pues buscando esas cosillas por internet, acabé llegando hasta la bomba del Zar: Tsar bomb.

Tsarbomb, la bomba del Zar

Tsarbomb, la bomba del Zar

Impresiona ver lo bestias que podemos llegar a ser.

Durante la guerra fría, en los años 50 y 60, los rusos y los yanquis (me niego a decir “los americanos”, porque americanos también son mis amigos chilenos, mi familia mexicana, etc… y ellos no tuvieron nada que ver con esto) se amenazaban mutuamente haciendo exhibiciones de su poder.   Los yanquis con sus pruebas nucleares en Nevada y los rusos haciendo lo mismo en Siberia, ambos diciendo “mira, mi explosión es más gorda que la tuya, así que ten cuidadito conmigo…”.  De ese modo tan tonto, se realizaron más de mil pruebas por parte USA y un número indeterminado por parte soviética.

De momento (esperemos que siga así muuuuchos años más y que no se repita) el único país que ha sido lo bastante cafre como para emplear armas nucleares contra la población civil ha sido Estados Unidos. 😦

Todos conocemos la historia de Hiroshima (unos 120.000 muertos) y Nagasaki (más de 140.000 muertos) y, por más que se hable sobre ello, nunca podremos hacernos una idea del horror que vivieron sus habitantes.  Pero sí podemos comparar los hongos nucleares de Hiroshima y Nagasaki e Iván, la “bomba del Zar”.

Hay que fijarse bien: el minúsculo círculo de la parte izquierda del gráfico, ampliado para poder distinguirlo, fue la bomba de Hiroshima.  Sí, esa que causó cientos de miles de muertos y heridos.  La bomba del Zar, a la derecha.

clic para ampliar

(clic para ampliar)

La bomba de Hiroshima tenía una potencia de 15 kilotones, lo que fue suficiente para causar la destrucción y el horror en esa ciudad.  Pues bien, multipliquemos eso por 3800 (joder, párate y piénsalo: ¡multiplicado por 3800!) y seguiría siendo menor que la bomba del Zar, de 50 megatones de potencia.

Pues así, como un acto de demostración durante la guerra fría, el 30 de octubre de 1961 se detonó la bomba del Zar sobre el archipiélago de Nueva Zembla, en la parte de Rusia que llega hasta el círculo polar ártico.

bolas-de-fuego-nuclearesEl bombardero ruso que la transportaba hasta su lugar de lanzamiento fue modificado para poder transportar semejante pepino, ya que Iván pesaba 27 toneladas.  Además, ese bombardero fue recubierto con una pintura blanca altamente reflectante para protegerlo en la medida de lo posible del impacto térmico al que sería sometido por la onda expansiva.  Una onda que, además, dio 3 veces la vuelta al mundo.  Lo más brutal que ha hecho explotar el “ser humano” hasta la fecha.

Menos mal que a alguien se le ocurrió que el 97% de la energía liberada durante la explosión fuese proveniente de la fusión y no de la fisión.  ¿Cuál es la diferencia? Pues que si hubiese sido al revés (y podían haberlo hecho perfectamente) se habría provocado una lluvia radioactiva de consecuencias terroríficas durante muchísimos años.  Muchos más que los que el ser humano lleva habitando el planeta.  Así que, después de todo, fue una explosión enorme pero “limpia”.  ¿Debemos felicitarnos por esa decisión?

En todo caso, la explosión (aunque “limitada”) fue mayor que la de todos los bombardeos de la segunda guerra mundial, incluyendo los bombardeos nucleares.  Fue tan grande que la luz producida se pudo contemplar, incluso con cielo nublado, a 1000 km de distancia, rompiendo cristales a más de 900 km del punto de detonación.

¿Te parece brutal? Pues piensa que la bomba del Zar vio reducida su potencia inicial, que era de 100 megatones, hasta la mitad.  Seguramente ni los físicos rusos podían arriesgarse a hacer estallar semejante artefacto que, según cálculos posteriores, podría haber desequilibrado el medio ambiente mundial, con consecuencias difícilmente calculables…

No sirve para hacerse una idea de lo que “Iván” significó, pero se puede ver este vídeo de la explosión:

Fuentes: Wikipedia, Anfrix.

4 pensamientos en “La bomba del Zar

  1. Desde luego que si todo el tiempo empleado para crear esas barbaridades se hubiera dedicado a investigar cosas más provechosas para la humanidad (como la cura del cancer) ahora llevaríamos unos cuantos años más de adelanto tecnológico.
    La maldad debe estar fijada en alguno de los genes que nos diferencian de los simios…

  2. Como somos de tontos, invertimos millones de dolares en una bomba nuclear (que se utiliza para asesinar), mientras que en somalia niños mueren de hambre.
    Cada vez el mundo es mas injusto

Quita un poco de mierda de tu cabeza y dime algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s