Viajando ando: París


¿Es que no puede uno poner "Paris" en Google sin que aparezca esta guarra?

¿Es que no puede uno poner "París" en Google sin que aparezca esta guarra?

Siguiendo con la saga “Viajando ando” que tanto gusta a mi amigo Dionisio, hoy toca otro episodio, mi reciente viaje a París.

Tengo un amigo azafato en Iberia (no le gusta que le llamen así, pero como no lee este blog no creo que se entere jejeje… 😉 )  que me había contado un par de cosas sobre París.  Una de ellas era una  frase de Churchill:

El secreto mejor guardado de Francia es el sol de París

Porque no se ve nunca, claro.  Y doy fe de que así es.  Al menos en los cinco días que estuve allí, no vi el sol ni una sola vez.

La otra cosa que me había contado sobre París fue que allí, el frío era como meter la cabeza en el congelador y soplar.   Cuando he vuelto del viaje he hecho la prueba (relativamente, tengo la cabeza tan gorda que no me cabe en el congelador) y puedo asegurar que se ha quedado muy corto con su aviso.  ¡¡Qué frío!!

Ni en el viaje que hice a Praga, donde llegamos a estar a -12ºC, hizo tanto frío como en éste.  No es que hiciera menos temperatura en París (joder, es París, no Siberia) pero la sensación térmica era de más frío todavía, quizá por una mayor humedad o por el viento o yo qué sé… El caso es que hacía un frío del carajo. 😕

Aparte de eso, me gustó mucho París.   Como todas las grandes capitales, es un sitio con enormes contrastes: el centro histórico es muy bonito, con callecitas estrechas y encantadoras por donde uno disfruta de los paseos, pero también con enormes y pomposas avenidas, como la avenida de los Campos Elíseos.

Pero de todos esos sitios hay mil fotos por internet.  A mí me gustan más las fotos “personales”, donde se fotografían aspectos menos conocidos o que por algún motivo llamaron mi atención.  Como ésta:

(clic para ampliar)

El hombre que susurraba a los gorriones (clic para ampliar)

No sé si habrá un pajarillo más desconfiado que un gorrión.  Son preciosos y miedosos por naturaleza.  Pues este buen señor les daba de comer directamente de su mano, incluso de su boca.  Esto fue en la misma puerta principal de Notre Dame, una de las iglesias más bonitas que he visto nunca, por cierto.  Pero este señor y los gorriones, aunque no fuese un monumento histórico ni nacional, me llamó más la atención que la grandeza de Notre Dame.

Soletegordo con la gatita (Clic para ampliar)

Soletegordo con la gatita (Clic para ampliar)

Como también me llamó la atención la gatita de la foto de la izquierda (¡¡la que está siendo acariciada, mal pensados!!).

Estaba en el cementerio de Pere Lachaise (un cementerio precioso, tan lleno de vida paz…) donde se encuentran enterrados unos cuantos famosos como Moliere, LaFontaine o Jim Morrison.  Mucha más gente visitando a este último que a todos los demás juntos, lo que te lleva a pensar que se valora más ser un cantante drogata y famoso que un escritor de fama mundial.

Me gustan los cementerios.  Quizá alguna vez ponga un post dedicado a los cementerios que más me han gustado de aquellos que he podido visitar.  Pero eso es otra historia…

El lugar donde descansarán eternamente elgarro y soyari ;)

El lugar donde descansarán eternamente elgarro y soyari

Lo que no quiero dejar pasar es la oportunidad de enseñar a quien quiera verlo el cementerio en el que acabará reposando elgarro, posiblemente acompañado por soyari.  Aquí a la derecha.  ¿No es romántico? 😉

Volviendo a lo que decía de los contrastes en París, recuerdo haber visto a un tipo comerse sus propios piojos (tal como lo cuento, no me invento nada) muy cerquita de la lujosísima y exclusivísima tienda de Cartier en la avenida de los Campos Elíseos.  Lástima no haberlo grabado en vídeo, porque lo habría subido a YouTube para ilustrar lo que digo, pero no tuve tantos reflejos.

Una lástima.  Pero al menos sí tuve reflejos para poder capturar esta imagen publicitaria que encontré en algunas estaciones de metro parisinas.

Sin comentarios... (clic para ampliar)

Sin comentarios... (clic para ampliar)

¿Qué querrá anunciar? Porque no creo que sea lo que parece ¿no? 🙄

Respecto del vino francés, sinceramente no acabo de entender por qué tiene tanta fama.  Me pareció un vinucho bastante flojo (no digo malo, pero sí flojo).   Especialmente los vinos del valle del Loira, que en España apenas pasaría por clarete.  Cuando volaba de vuelta a España, compartí fila de asientos con un tipo que parecía saber mucho de vinos y me estuvo comentando que en Francia tienen permitida la mezcla.  Es decir, una bodega elabora su propio vino y, una vez terminado, le añade otro vino (español principalmente) si quiere darle cuerpo al suyo.  Lo tengo que investigar en internet.  Lo que sí me recomendó fue el vino chileno, el australiano, el sudafricano y, especialmente, un vino que se produce en la Rioja argentina.  Tomo nota, tomo nota…

Por último, una curiosidad friqui: me llamó la atención que en Francia no se utiliza (al menos no mayoritariamente, por lo que yo pude ver) el teclado QWERTY, que es el que tenemos en España.  En su lugar, usan el teclado AZERTY, como se ve aquí:

(Clic para ampliar)

(Clic para ampliar)

Hala, ya está todo por hoy.  E-e-e-e-e-eso es todo, amigos 😀

Fuentes: v-mp3.

5 pensamientos en “Viajando ando: París

  1. Yo tampoco entiendo lo del anuncio…. No cuela ¿no? (la verdad es que Ana no lo ha entendido y estoy esperando a estar solo para troncharme).
    Si quieres hueco en el mausoleo no dudes en preguntarnos a los dos así estaremos más calentitos…
    Y Janis… si no quieres cambiar no leas en este blog…. 🙂

Quita un poco de mierda de tu cabeza y dime algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s