Me siento mucho más ligero…


cagandoHace un par de meses empecé una dieta.  Como dice mi amiga Vir, “estoy a plan”. ¿Por qué? Pues porque pesaba ya 101 kg y esto podía llegar a desmadrarse.  Había que poner freno al asunto antes de que fuera demasiado tarde…

Desde entonces, paso por el frío análisis de la báscula digital todos los lunes por la tarde-noche.  Y no me va muy mal, ahora ando por los 95,5 kg así que no me quejo.

En mi intento por llegar a los 91 kg con mi “dieta” (en realidad, mi dieta consiste en no cenar como un animal todas las noches: sólo lo hago 3 noches por semana) me he dado cuenta de que he cogido alguna costumbre nueva.

Por ejemplo, no es extraño que me suba a la báscula antes y después de cagar.  Así compruebo cuánto lastre he soltado “de una sentada“.  Y la costumbre me ha gustado tanto que ahora, cada vez que me siento en la taza del WC, trato de superarme y batir mi propio récord (por cierto 700 gramos). 😯

¿Sabes lo mejor? Que estoy seguro (pero seguro, seguro, segurísimo) de que más de uno de los lectores de este blog va a hacer lo mismo al menos una vez.  ¿No tienes curiosidad por saber cuánto pesan tus zurullos? ¿Eh? Venga, a ver si superas mi récord… 😉

Foto: Carepicha Blog.

5 pensamientos en “Me siento mucho más ligero…

  1. Esto me recuerda una anécdota de mi trabajo.

    En mi trabajo,tengo un compañero,que a primera hora,mientras nosotros nos cambiamos,nos deleita diariamente con su aroma intestinal,esto es difícil de asimilar,pero más aun a primera hora de la mañana,creedme.
    Pues bien,a un compañero mio,se le ocurrio apodarle con el nombre de “regurgitos”,puesto que cada vez que salía del baño,se acariciaba la barriga,no sé si de dolor o de alivio(yo creo que más bien de lo segundo)a la vez que nos daba los buenos días (¿tendrá la nariz taponada?,¿estará resfriado?).

    Pues bien,como cada mañana,cuando entre al vestuario a cambiarme,note la presencia de nuestro amigo “regurgitos”,la verdad,no era muy difícil,no hacía falta respirar demasiado hondo,el ambiente estaba…digamos muy cargadito (o cagadito).

    Esa mañana,tanto un compañero como yo,notamos que “regurgitos” tarda más de lo normal en salir,hasta que por fín oímos el ruido de la cisterna (momento que marca el principio del fin de nuestro castigo olfativo).

    Pero….”regurgitos” no salía,tiro de la cadena,una,otra y otra vez,hasta que abrió la puerta y salio precipitadamente del baño maldiciendo y preguntando donde podía encontrar una fregona.
    Se me ha olvidado comentar,que los baños en cuestión,son de estos que están abiertos por el techo y por debajo de la puerta.
    Cual fué mi asombro al comprobar,que del retrete,salía agua,en un variado espectro de colores ocres en forma de erupción como si se tratase de la mismisima erupción del Etna.
    Viendo que el agua(con mierda,todo hay que decirlo),salía a gran velocidad y los bancos donde nos cambiabamos se encontraban a escasos centimetros,cogí todo lo que tenía por el suelo en ese momento y lo puse encima del banco al mismo tiempo que no podíamos parar de reirnos.Jamás olvidaré esa mañana…
    Desde entonces,decidí venir cambiado de mi casa…así evitaría volver a repetir escenas como esas…

    Esa mañana,”Regurgitos” se coronó,y yo creo que si fué capaz de atascar el retrete,superó con creces tu récord de 700 gramos Reygecko.

    Espero que os haya resultado “interesante” este pequeño relato.
    Es una realidad que vivímos día a día mis compañeros y yo en nuestro trabajo.

    Un saludete.

    Fer.

  2. Bueno, bueno… aquí el “Rey” ha llegado a atascar el baño de un hotel en Méjico lindo por dos veces…, había que ver nuestras caras cuando íbamos a recepción a “pedir” que nos desatascaran el baño. Llegó incluso a pedirme que dijera que había sido yo, ¡¡¡tendrá morro!!!

  3. JAJAJA! Así que el “Rey” se coronó allí en Méjico.
    Bueno,al menos fué en el baño del hotel,imaginate la misma situación en el baño del avión…con la cantidad de horas de viaje…jajaja.

    Saludetes.

    P.D para Reygecko: Si atascaté el baño dos veces,entonces me rindo a tus pies,superaste con creces (o heces) el récord de “regurgitos”.

    P.D para Soletegordo:jajaj,la verdad que no me gustaría estar en una situación tan embarazosa jajaj.

    Aunque con un poco más de tiempo os contaré otra anéctoda mía,un poco alejada del tema,pero dentro del mismo campo.

    Saludetes.

  4. Pingback: En vez del psiquiatra at Decipher’s blog

Quita un poco de mierda de tu cabeza y dime algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s