Escapada a La Rioja


Este fin de semana pasado he hecho una visita con soletegordo a La Rioja.  Tenía unas ganas enormes de escaparme.  Más bien lo necesitaba, así me desintoxicaba de los problemas laborales que todos tenemos y de mi tercer suspenso en Ampliación de Matemáticas.

Tierra de buenos vinos, si señor...

Tierra de buenos vinos, sí señor...

Hemos podido visitar algunas bodeguitas muy interesantes, como la de Urbina o la de Ugarte, donde te sacan unos cuantos vinos para probar y acaba uno medio moñas.  Ya me lo había avisado un amigo: “ponen escupideras (se supone que el vino se cata y el resto se tira), pero yo no vi a nadie escupiendo“.

Es de lo más interesante visitar una bodega.  Te enseñan a apreciar cosillas en el vino en las que, si no te las cuenta nadie, nunca te fijarías.   Como el color, que va cambiando con la edad del vino desde un rojo intenso hacia un marrón teja.  Es algo muy curioso, sí señor.

Monasterios de Suso (arriba) y Yuso (abajo)

Monasterios de Suso (arriba) y Yuso (abajo)

Pero si me tengo que quedar con algo de todo el viaje, eso sería con la visita a los monasterios de Suso y Yuso, en San Millán de la Cogolla.  Están considerados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde el año 1997.

Los sitios que se declaran “Patrimonio de la Humanidad” es porque, de algún modo, han influido decisivamente en la humanidad.  Para bien o para mal, pero de forma decisiva.

¿Y qué tienen estos monasterios de especial? Pues seguro que me lo dijeron en el colegio cuando era chaval, pero ya lo había olvidado: aquí, en el siglo XI, nacieron “oficialmente” las lenguas castellana y vasca.

No es que nacieran porque antes no existieran, sino que fue el sitio donde un monje se decidió a ponerlas por escrito en un texto, en las Glosas Emilianenses.

Debo estar volviéndome muy mayor, porque de veras que me fascinó estar delante del que fue el primer escrito en lengua castellana que, además, se parece bastante a mis libros de la universidad: con millones de anotaciones en los márgenes e incomprensible para todo el mundo menos para su autor.

También me llamó la atención la televisión pública.  En el hotel podía sintonizar Telemadrid y ETB, la televisión autonómica vasca.  Ya sabía que Telemadrid era cansina con tantas buenas noticias sobre lo bien que lo hace el gobierno de turno (en este caso del PP), pero allí pude comprobar por mí mismo que la televisión vasca hace exactamente lo mismo con sus gobernantes.  Jamás he visto tanto tiempo en la tele al lehendakari vasco como en esta escapada de fin de semana, quíen me lo iba a decir…

¿Sirvió esta escapada para limpiarme y empezar bien la semana? Mañana lo veremos.

Imágenes cortesía de la Wikipedia.

Un pensamiento en “Escapada a La Rioja

  1. Yo también quiero una escapada así con “Mi Niña” notece no con soletegordo 😛 pero si ya va siendo necesario un escape a absolutamente tooooodo, aunque sea por un fin de semana, da realmente gusto y al final vuelves con más energía.

    PD: A que es chulo mi avatar en este blog 😛

Quita un poco de mierda de tu cabeza y dime algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s