Salvajes


Otra bomba (perdón, quise decir “otras bombas”, que menuda racha llevan esta gentuza) y ésta sí ha causado muertes.

El militar asesinado, Luis Conde de la Cruz, ha sido su última víctima.  Y digo “última” en el sentido cronológico, porque estoy convencido de que no será su víctima final.

Qué asco.

A uno le cuesta mucho mantener sus propios principios democráticos cuando se levanta con noticias como ésta.

Hace ya tiempo que pienso que nuestra democracia es una pura fachada, que realmente tiene muy poco de democracia.  Pero que yo protestase contra eso poniendo bombas debajo de los coches de (por ejemplo) los dueños de los bancos no me daría la razón.  Pues eso es lo que haces estos salvajes.

Qué lástima y qué asco.

Otra víctima inocente.  Y más sangre derramada inútilmente, más familias rotas, más dolor y más rabia contenida.  Bonita forma de arreglar las cosas tienen estos mal nacidos.

Mi respeto y apoyo hacia los familiares de la víctima mortal y los heridos.  Mi asco hacia esos hijos de puta.  Con perdón de las putas, claro, que ellas también se avergonzarían de tener hijos así.

Quita un poco de mierda de tu cabeza y dime algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s