Regalando dinero


Sé que este mensaje va a ser muy poco popular, pero yo tampoco pretendo serlo.  Lo que sí pretendo es poder decir lo que pienso, con respeto y con tantas razones como pueda y quiera aportar, pero sin cortarme.  Hace mucho que necesito decir esto en alto y ponerlo por escrito, la salud mental me obliga.  Por tanto, acepto críticas siempre que sean constructivas (es decir, nada de críticas del tipo “tú eres un cabronazo, jódete y paga” ¿de acuerdo?)

Dicho esto, ahora me apetece criticar la ESCANDALOSA COMPRA DE VOTOS que, en mi opinión, están realizando nuestros gobernantes.  Me estoy refiriendo a la paga de 2500 euros por niño nacido y a la famosa devolución de 400 euros en las nóminas.

(ACLARACIÓN IMPORTANTE: estoy absolutamente convencido de que los siguientes gobernantes seguirán aplicando “medidas sociales” como ésta, por lo que no lo considero un problema del partido político en el poder, sino de las clases política y social españolas en general)

Euros, euros, dubiduuuu...

Euros, euros, dubiduuuu...

LOS 2500 EUROS POR NACIMIENTO DE UN BEBÉ

Es cierto que se trata de una medida popular.  Lo es desde el momento en que hay una mayoría de gente que piensa que es buena para la sociedad.  Pero… ¿realmente lo piensan?

Tras hablar del tema con mucha gente, me da la sensación de que aquí nos topamos con el egoísmo intrínseco de la especie humana.  Para mí, todo para mí.  ¿De veras pensamos que es algo positivo para la sociedad o es que pensamos que es positivo para nosotros mismos?  Mi opinión es que las personas, en nuestro estúpido egoísmo ciego, tenemos este proceso interior: “total, si no me dan a mí ese dinero, se lo van a dar a otro o se lo van a quedar los políticos, así que dámelo, dámelo…“.

Y ya está.  Sin más profundidad.  ¿Para qué? Tú dame el dinero y yo me encargaré de administrarlo.

Si hablamos de los 2500 euros que se dan por niño nacido, me surgen algunas preguntas: ¿realmente necesita el dueño de una empresa multinacional que le paguen 2500 euros por el hecho de haber tenido su noveno hijo? ¿Hace eso un bien a la sociedad en su conjunto?

No digo que no haya que invertir en la educación y cuidado de los niños pero… ¿dándole un cheque de 2500 euros a sus padres (independientemente del dinero que estos tengan) es la mejor manera? ¿No sería mucho más social y positivo para el conjunto de la sociedad invertir esa ingente cantidad de dinero, que lo es, en la creación de guarderías públicas, subvención de libros de texto, gastos médicos ineludibles (como podría ser el dentista, donde todos tenemos que ir antes o después, lo queramos o no), etc, etc?

No, somos simples.  “Que el gobierno (es decir, todos) me dé el dinero y luego que hagan lo que les dé la gana, porque yo ya habré pillado mi parte.  Además, lo que el gobierno tiene que hacer es que el colegio, los libros, el dentista y todo eso sea gratis, pero sin renunciar a los 2500 euros, que es un avance social“.

¿Avance social? ¿Seguro? ¿Sería un “avance social” que el gobierno subvencionase con 2500 euros a quienes decidiesen realizar viajes culturales a Italia o Grecia? Es probable que a esas personas les suponga una mejora en su conocimiento de la cultura latina, igual que es seguro que habría muchas más personas que viajasen allí pero ¿sería bueno para el conjunto de la sociedad? Después de todo, estaríamos subvencionando a alguien por una decisión personal (viajar) en vez de invertir ese dinero, por ejemplo, en mejorar nuestras carreteras o abaratar los transportes públicos. ¿Se ve la diferencia o no se ve? “Regalar dinero” contra “invertir dinero“, ésa es la cuestión.

Pues así veo yo los 2500: te doy dinero y encima te limpio la conciencia (suponiendo que te suponga un cargo en la misma, que es mucho suponer) diciéndote que es un gasto social de apoyo a la natalidad y a la familia.  Claro.  Luego tendrás que gastarte un pastón en llevar a tu niño a una guardería privada porque no hay suficientes guarderías públicas, pero claro.  Los libros de texto seguirán costando un ojo de la cara, pero ya te he dado los 2500 euros ¿qué más quieres?

En fin, que así nos luce el pelo… (a quien lo tenga, claro)

LA DEVOLUCIÓN DE LOS 400 EUROS DEL IRPF

Más de lo mismo.  Nos venden la moto con la misma historia de siempre y nosotros, con nuestro egoísmo ciego (miope en el mejor de los casos) estamos dispuestos a aceptar el soborno sin ninguna discusión.

Medidas sociales.  Si no fuese porque no tiene ni puñetera gracia, yo mismo me reiría.  Medidas sociales y progresistas, dicen.  Claro.  Que se lo digan a mi contraria, soletegordo, que tiene una nómina de 700 y pico euros con unas retenciones bajísimas y no puede acceder a la devolución ya que no llega al mínimo de retenciones requeridas.  Sin embargo, si ella cobrase 5000 euros al mes, no tendría ningún problema en alcanzar ese mínimo y sí se lo devolverían.

Claro, medida social que apoya a las clases más desfavorecidas, claro.  Nos están meando y dicen que llueve. 😦

CONCLUSIONES

Todo vale mientras nos suelten pasta.  ¿Que eso significa que no habrá dinero para (¡¡yo qué sé!!) mejorar la sanidad, la educación, las obras públicas… zarandajas, tú dame mi pasta, que ya pago demasiado con todos los impuestos…

Y lo peor es que son medidas que, una vez implantadas, ya no se pueden echar atrás porque sería tremendamente impopular para el partido que lo hiciera.  Así que han venido para quedarse.  Congratulémonos.

Una ingrata consecuencia que veo es la politización de toda la puñetera sociedad.  Si se apoya la medida, es que estás a favor del gobierno.  Si se critica, es que estás a favor de la oposición.  Qué asco, de verdad… ¿no se puede criticar una medida porque te parece injusta? ¿Hay que politizarlo todo de modo que invalida tu opinión porque, tanto si la apoyas como si la criticas,  lo haces porque “eres de tal partido”? Qué pena…

La conclusión final que saco, después de todo esto, es la que saco siempre: tenemos lo que nos merecemos.  Incluso estamos mejor de lo que nos merecemos, pero eso es otra historia…

11 pensamientos en “Regalando dinero

  1. #1: Muy sencillo. Basta con piratear esta página y poner un enlace a este mensaje. Seguro que lo podrán ver cientos de millones de personas. Otra cosa es que lo lean…

    #2: Gracias. Lástima que el político de turno no lo vea así, y menos en estos tiempos de crisis. De todo tiene que haber, imagino.

  2. “Lástima que el político de turno no lo vea así, y menos en estos tiempos de crisis. De todo tiene que haber, imagino”.

    Creo que lo enfocas mal.

    No se trata de que el político de turno lo vea así (quien tendría que verlo así es el ciudadano de turno, en todo caso). Me explico.

    El político de turno, como cualquier comercial p.ej. de aspiradores, tiene unos objetivos de “ventas” y lo que hace para lograrlos es, entre otras cosas, ver el PERFIL de su cliente target (CONOCER a su cliente). Si algo me ha demostrado el PSOE en estos últimos años es que tiene el mejor gabinete de Relaciones Públicas e Imagen posiblemente de España (alguno de sus integrantes ha sido profesor mío en la Complutense y sus clases así me lo indican). Por tanto, el comercial/candidato conociendo a sus clientes/electores “pulsa” en su discurso de venta/mensaje electoral aquellas palancas que sabe (por el estudio que previamente le ha mostrado su equipo de RRPP -compuesto por sociológos, psicólogos, publicistas, responsables de imagen, gabinetes de estudios de mercado, etc.-) que van a MOTIVAR/inducir a su cliente a comprar/votar (independiente de que el producto/presidente+equipo de Gobierno sea una auténtica m.) lo que a él le interesa. Y, amigo mío, la sociedad española actual es, en más del 50%, más simple que el mecanismo de un botijo (los 2 ejemplos de tu post son la prueba misma de ello).

    Nos tienen bien calados y nos refuerzan constantemente los mensajes que les interesan todos los días a través del ingente número (amplia mayoría en estos momentos) de medios de comunicación afines al Gobierno (cual Gran Hermano) aunque la realidad que veamos cuando vamos al mercado, cuando miramos la hipoteca o cuando queremos encontrar trabajo sea otra.

    Pero, una cosa… que la situación actual no está tan mal ni está todo perdido: el Alieti es líder de la Liga y está en Champions 😉

  3. No estoy de acuerdo contigo en la relación que quieres hacer entre el artículo y la política,ni en que el 50% de los españoles que dices “son más simples que el mecanismo de un botijo”,correspondan con el 50% de españoles que sólo tienen la enseñanza obligatoria.
    .Lo primero,un titulo universitario no te exime de ser un simple o un necio.Yo conozco a algún que otro licenciado “botijo”.
    .Lo segundo,la comparación con otros países es relativa.Hay que tener en cuenta la situación en la que vivian las personas que ahora tienen 60-64 años (que entran en el estudio),en la etapa en la que tendrían que estar estudiando.Claro que los % en España eran mucho más bajos!Vivian en un país y en un momento en el que los estudios superiores sólo estaban al alcance de una pocas familias.Creo que muchos de nuestros padres han vivido esta situación.
    .El hecho de no haber ido a la universidad no te impide leer,informarte,tener unos criterios y unas opiniones válidas.No te impide discernir ni juzgar lo que los políticos nos intentan vender.Y por supuesto,su voto es igual de válido que otro.
    .Con todo esto no quiero decir que la educación en este país sea un ejemplo,al contrario,cada vez deja más que desear.Y que para no dejarnos engañar hay que informarse y ante todo,ser objetivos.

  4. Totalmente de acuerdo con femaesa: tener un título no significa que seas más o menos listo, sino que tengas más o menos constancia. Y si el título lo obtuviste en la universidad privada… ejem, ejem… ni eso.

  5. Lamento el “speech” que voy a volver a meter pero veo que no me habéis entendido, seguramente porque me he explicado mal así que… por alusiones 😉

    No creo haber dicho que el 50% de los españoles que yo calificaba como “simples” (esto es, previsibles, en teoría más facilmente influenciables) SE CORRESPONDAN literalmente con ese 50% que no ha terminado la enseñanza obligatoria por un motivo u otro (en cada perfil de edad los motivos son bien distintos). Os indicaba que la noticia estaba RELACIONADA con esa percepción porque aporta PISTAS interesantes.

    Lógicamente, estoy de acuerdo con femaesa en sus apreciaciones por propio convencimiento pero también por propia experiencia: soy titulado universitario, mis padres pertenecen a la generación superior a los 60 años con estudios básicos (los que pudieron tenerlos) y, hoy por hoy, les considero más cabales y con un prisma más amplio y rico que yo a la hora de ver las cosas en muchos casos.

    Además, femaesa se ha centrado en 2 de los elementos de ese artículo (la población superior a 60 años y los estudiantes universitarios) a los que precisamente no me refería en mi primer comentario porque, en mi opinión, no forman parte del meollo de la cuestión. Todo lo contrario. Me refería al target de sociedad que está, precisamente, en el lado opuesto: personas hasta 44 años con bajo nivel de estudios.

    ¿Quiero decir con ello que todas las personas en ese target tengan bajos niveles de estudios? ¿que todas tengan bajo nivel cultural?¿acaso que sean todas más fácilmente influenciables? No.
    Incluso las que, en ese target de edad tienen estudios universitarios, ¿no son influenciables?¿tienen alto nivel cultural? Pues creo que pueden ser igual de influenciables y tener un bajo nivel cultural porque tener un título no es sinónimo de cultura ni capacidad reflexiva.

    Dicho esto y, sin perder de vista que estamos generalizando, considero que, en general, llegar a unos ciertos niveles de educación/estudios hace que la persona sea capaz de ver y entender mejor en su globalidad el mundo que nos rodea y que, dado que esa persona tiene un cerebro acostumbrado a trabajar por los años de estudio, le es más fácil tamizar la ingente información a la que estamos diariamente expuestos y, no sólo eso, tiene inquietud por entender cada vez más y por formarse opiniones al respecto.

    Y opino también por las estadísticas expuestas que el porcentaje de personas en ese target de edad con bajo nivel cultural y cognitivo de su entorno político-social-económico es cada vez mayor. Y es ahí donde empieza el problema.

    Si os fijáis en algunos de los datos de ese artículo, en los índices de fracaso escolar de los últimos años (actualmente se dejan los estudios antes de los 18 años), en los hábitos de los españoles (hay muchos estudios además de lo que día a día constatamos directamente a través de un visionado de lo que nos rodea) y en que, de los casi 34 millones de electores en las últimas Elecciones Generales cerca del 50% (¿queréis que le coja miedo a ese porcentaje?), esto es, 16 millones de personas están entre 18-44 años (sí, máx. 44 años), podéis ir atando cabos de lo que quiero apuntar.

    Ojo, estoy generalizando y me centro en esa horquilla de edades porque creo que es la más representativa para lo que quiero comentaros por el porcentaje tan importante que representa sobre el total de la sociedad adulta con derecho de voto (pero no significa que todas las personas entre esas edades tengan el perfil generalista que voy a exponer, ni viceversa). Generalizar tiene esos riesgos.

    Vuelvo a insistir en que título en educación (incluso a nivel universitario) no es sinónimo de cultura, capacidad de reflexión y criterio formado. Y viceversa. Nunca he apuntado, ni siquiera, lo contrario. Así que, aunque generalizando, también creo que esas personas entre 18-44 años son más susceptibles de tener un mayor nivel cultural, mayor acceso a la información, mayor capacidad de análisis (por la suma, entre otros, de los factores anteriores) y mayor capacidad de implicación en el rumbo de la sociedad en la que viven, que las personas mayores de 60 años. No es que los mayores de 60 no lo tengan, pero me da la impresión de que los menores de esa edad lo tienen (o pueden tenerlo) en mayor cantidad porque también es más fácil para ellos (hay que tener en cuenta, además, que la actualidad nacional e internacional en estos momentos es muy compleja y cambiante y para tener una cierta visión global actualizada hay que considerar factores económicos, demográficos, sociales, políticos que a las personas mayores de 60 años pueden escapárseles un poco).

    Al grano.

    Estos aprox. 16 millones personas entre 18-44 años en su amplia mayoría han tenido y tienen acceso a una educación de mayor nivel que la elemental (sin tener que llegar a considerar la universitaria), tienen acceso a medios de comunicación (periódicos, radio, televisión, internet), libros, etc. pero me cuesta creer que lean a conciencia 1 (y menos 2) periódicos de información general para enterarse de lo que está pasando y formarse un criterio propio (el Marca y el As lo que queráis) y que escuchen, p. ej., varias emisoras de radio para formarse una opinión de lo que está sucediendo (más bien creo que, o escuchan sólo una, o no les interesa lo que está pasando en su país y que prefieren otro tipo de emisoras de ocio o musicales para evadirse de la compleja realidad que les rodea). Y opino que si no realizan ese esfuerzo personal ni tienen esa inquietud es fácil influenciarles conociendo su perfil socio-cultural y sus hábitos. A eso me refería en mi comentario. Tienen un perfil muy básico (“simple”) y susceptible de ser influenciado con relativa facilidad puesto que, además, el entorno y el caldo de cultivo es el más adecuado.

    ¿Es que las personas mayores de 60 años no son fácilmente influenciables? Pues también pueden serlo, por estos y otros motivos. Pero me centro en el target marcado (18-44) porque creo que es el que, al final, debermina de qué lado cae la balanza.

    Creo que esas personas entre 18-44 (estoy generalizando) actualmente están más familiarizadas con la clasificación de la Liga, con el último partido de Gasol y con la serie de turno en Tele5 que con el efecto de la actual composición del Consejo General del Poder Judicial, el cómo se está gestionando la financiación autonómica o en cuántas guerras sigue inmersa España (“ah, pero ¿no nos retiramos ya de Irak?”).

    Creo que piensan que esas cosas no les afectan y, por ello, no se molestan en tener una visión global para formarse una opinión (sea la que sea). Me da la impresión de que no dan valor al voto que poseen y votan por votar sin tener los motivos claros o votando colores en vez de propuestas. Pensando y actuando así creo que están comentiendo un error y un perjuicio contra ellos mismos porque son, además, la llave del gobierno en este país. Y no da igual que gobierne uno u otro, como tampoco da igual que la decisión y última palabra sobre el reparto, p.ej., de los “dineros” de todos la tenga un señor que representa a una minoría nacionalista.

    Volviendo al valor que le dan al voto os cuento una pequeña anécdota. El 9 de marzo una persona con este perfil estaba en la cola de la mesa electoral cerca mío. Es verdad que la fila avanzaba lenta y a los pocos minutos de estar allí le oí decir “pues vaya m. de organización, paso de votar y me voy a tomar el aperitivo”. […]

    Pausa.

    Después de toda la sangre que se ha derramado históricamente para que podamos ejercer este derecho cada ciertos años, que gente joven y formada (al nivel que prefiráis) piense así y se tome tan a la ligera quién ha de dirigir el rumbo de su país y por qué me resulta difícil de entender y poco justificable. No digo que vote X o vote Y o se abstenga. Puede votar también nulo si ninguna opción le motiva. Pero considero que ha de respetar y reforzar el derecho fundamental que se le ha dado sin tener que ganarlo (posiblemente sea ese el motivo por el que no lo aprecia). Por cierto, en las últimas 2 elecciones generales la abstención ha sido del 25% aprox., ¿qué os parece? A mí me parece una cifra demencial impropia de una sociedad como (creemos) es la nuestra. Este dato viene a reafirmarme también, no sé si erróneamente, en la percepción que os estoy trasladando.

    A estos millones de españoles tan relevantes en cada proceso electoral y que viven anestesiados por las Aídas, doctores House y Champion Leagues me refiero. Españoles que sólo salen a “manifestarse” cuando juega España o cuando a su equipo le quieren bajar a 2ª.

    Insisto, seguramente tengo una visión distorsionada, exagerada, confundida. Lo que sí os garantizo es que, hoy por hoy, es pesimista: con sólo 11 millones de votos se está gobernando actualmente este país .

Quita un poco de mierda de tu cabeza y dime algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s