Lo que somos en realidad


Las personas, en nuestra ignorancia, nos damos mucha más importancia de la que realmente tenemos.

Siempre me han impresionado las estrellas, los planetas, las distancias y medidas estelares.  Con ellas como referencia, todo lo que hacemos en este minúsculo planeta parece que deja de tener significado.

Hace tiempo que me mandaron por correo este vídeo, pero hasta hoy no me ha dado por comprobar que realmente se tratan de medidas y escalas auténticas.  Mejor lo pongo para que sepamos de qué hablo:

Resulta que esas escalas son ciertas.  Bueno, eso es lo que he podido comprobar tras consultar varias páginas de astronomía, la wikipedia y alguna más.   Pasándolo a medidas un poco más comprensibles, si nuestro planeta fuese del tamaño de mi sábana, entonces la última estrella que sale en el vídeo, VV Cephei, sería del tamaño de Venezuela.  O si nuestro planeta fuese una persona, VV Cephei sería otra persona con una altura superior casi en dos veces a la distancia de la Tierra a la Luna.  ¿No es impresionante?

Pues eso no es todo, porque VV Cephei ni siquiera es la estrella más grande conocida.  Actualmente, ese honor le corresponde a VY Canis Majoris.  Pero que sea la estrella más grande conocida no significa (con toda seguridad) que sea la estrella más grande que exista.  Eso está aún por descubrir, convirtiéndonos en algo todavía mucho más pequeño.

El espacio nos hace pequeños.  Y, al mismo tiempo, nos dota de “superpoderes”: ¿te das cuenta de que, cuando miras una noche estrellada, en realidad estás viendo el pasado? Quizá la estrella que estás mirando ya no exista, pero su luz seguiría llegando mucho tiempo después de que eso ocurra.

Moraleja: piénsalo dos veces antes de cabrearte con alguien.  En realidad, no merece la pena… 😉

Fuente: Youtube, Wikipedia.

4 pensamientos en “Lo que somos en realidad

  1. pensar en el origen es algo que todos creo yo se lo cuestionan mas aveces por pensar en el pasado olvidamos el presente y no caminamos seguros al futuro

  2. Totalmente de acuerdo con esa comparacion y aun asi leyendola y siendo conciente de eso nos pondremos de pie y seguiremos luchando con todo lo que se ve en lo que llaman esta tercera dimencion, quiza pasaremos algunos añitos mas y luego nos iremos a “no se” a ese nuestro verdadero lugar al que pertenecemos, la eternidad y ante el temor a lo desconocido, con la fe de un creador que nos acoja en sus brazos y el misterio a todo seguira para siempre.

    • ¿Un creador que nos acoja en sus brazos? Gracias, pero no.

      No quiero entregarme “en los brazos” de un “creador” que (según dicen sus fans) ha “creado” el virus más letal de todos: la especie humana.

      Saludos.

Quita un poco de mierda de tu cabeza y dime algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s