Perritos famosos


Hoy quiero hablar de perritos.  Concretamente de perritos que, por lo excepcional de su comportamiento, se convirtieron en celebridades.

Creo que merece la pena echarles un vistazo, hay historias muy interesantes.  Vamos allá… 😀

Canelo

La historia de Canelo empezó un mal día en el que su dueño y amigo, un conocido vagabundo de Cádiz, ingresó en un hospital para someterse a una diálisis.  Era algo habitual y, como siempre, dejó a Canelo a la entrada del hospital con una frase: “Espérame aquí, compañero“. Pero ese día algo salió mal.  Hubo complicaciones y el enfermo falleció durante su tratamiento.

Pero Canelo no podía comprender que su amigo ya no estaba vivo.  Ya le había acompañado muchas veces hasta el hospital y su compañero siempre había vuelto, ¿por qué no salía ahora? Así que, tal como le había dicho al entrar, le esperó.  Y esperó más.  Un día y otro, y otro… una semana, y otra… un mes, otro…

Doce años esperó Canelo a su compañero, sin apartarse de esa puerta del hospital donde le vio por última vez, aguantando el frío del invierno y el asfixiante calor del verano en Cádiz.  Incluso fue denunciado por un vecino, quien dijo que había atacado a su perro, lo que motivó que los trabajadores de la perrera se lo llevasen “detenido”, preparándolo para ser sacrificado.

Pero era tal el cariño que el perro había despertado entre sus vecinos de Cádiz, que hubo movilizaciones populares pidiendo el indulto de tan noble y fiel animal, algo que se consiguió cuando el teniente de alcalde y concejal delegado de sanidad de Cádiz, Don José Blas Fernández, firmó un decreto indultando a Canelo.

Una asociación apadrinó al can y le proporcionó las vacunas y los permisos necesarios para que pudiese seguir esperando a su dueño sin tener más problemas “con la justicia”.  Y así lo hizo durante 12 años hasta que murió atropellado a pocos metros del lugar del que nunca se alejó por su propia voluntad. 😦

Si existiese un cielo, seguro que estaría lleno de perros.  Y Canelo tendría allí un lugar muy destacado.  En Cádiz se le recuerda con una placa conmemorativa, colocada muy cerca del lugar donde pasó casi toda su vida, donde reza la siguiente inscripción: “A Canelo, que durante doce años esperó a las puertas del hospital a su amo fallecido.  El pueblo de Cádiz como homenaje a su fidelidad.  Mayo de 2003“.

Merece la pena ver este vídeo sobre Canelo, tan emotivo como lo fue su propia existencia.

Hachiko

Hachiko era un perro de raza Akita Inu que fue adoptado a los 2 meses de edad por su dueño, quien trabajaba como profesor en la universidad de Tokio.

Por ese motivo, Hachiko acompañaba todos los días a su amo hasta la estación de tren, donde el profesor partía hacia su trabajo.  Luego le esperaba allí hasta que regresaba y volvían a casa juntos.

El destino quiso que el profesor no superase un ataque cardíaco cuando se encontraba en la universidad, así que nunca pudo regresar.  Pero Hachiko, incapaz de comprender que su amo jamás volvería, no perdió la esperanza de volver a verle.  Todos los días iba a la estación y le esperaba allí, hiciese frío o calor, lloviese o nevara.

Tan popular se hizo su figura en la estación de tren de Shibuya que los usuarios de la misma le acabaron reconociendo y procurándole cuidados.  De hecho, su impacto fue tan grande que se le acabó erigiendo una estatua de bronce que el propio Hachiko pudo contemplar cuando fue inaugurada.

Murió a los 12 años de edad, sin renunciar nunca a reencontrarse con su amo.  Así son los perros.

Bobby de Greyfriars

Empezamos en Cádiz, saltamos a Japón y ahora damos otro salto hacia Edimburgo.  Allí nos encontramos con otra leyenda local y, cómo no, con un perrito como protagonista.

Tanto Canelo como Hachiko esperaron a sus amos en el lugar por donde deberían aparecer, como siempre habían hecho.  No fue así en el caso de Bobby de Greyfriars.  Su amo también murió víctima de la tuberculosis en pleno siglo XIX, pero Bobby pareció comprenderlo y formó parte del cortejo fúnebre que acabó con el cuerpo del desafortunado enfermo enterrado en el cementerio de Greyfriars.

A diferencia de los otros casos, Bobby sabía que su amo estaba allí enterrado, debajo de una fría lápida.  Nadie sabrá nunca si llegó a comprender que su amo había muerto, pero Bobby decidió tumbarse sobre la tumba y custodiarla día y noche, año tras año durante los 14 años que le quedaron de vida a aquel noble terrier.

Durante ese tiempo, los vecinos de la ciudad le alimentaron y cuidaron, llegando a ser declarado propiedad del Consejo de la Ciudad de Edimburgo para evitar ser presa del servicio de perrera.  Bobby sólo abandonaba la tumba para procurarse comida o bebida, tras lo cual regresaba de nuevo.

Finalmente, el perrillo murió sobre la tumba de su amo.  No pudo ser enterrado junto a él, pero se erigió una estatua-fuente muy cerca de allí, con la figura de Bobby mirando hacia la tumba de su amo.

Fuentes: Wikipedia, gifmania, nueva-acropolis, Wikimedia, Taringa.

11 pensamientos en “Perritos famosos

  1. Increíble.

    Deberíamos aprender un poco de los perros y ser más fieles no sólo a los que nos quieren y nos cuidan, sino también a nuestras ideas y principios.

    Un saludo
    (Ya véis que estoy cotilleando el blo ;))

  2. DE ESOS PERRITOS ALGO APRENDI LA FIELDAD Y LO MISMO ME PASO AMI PERO ALREVES MI GATICA SE HABIA FRACTURADO UNA PATICA Y LA LLEVARON AL MEDICO YO CON TODA ESPERANSA LA ESPERE ASTA QUE ME DIJERON QUE MI QUERIDA GATA MURIO EN EL VETERINARIO NO LO CREI Y SIGO ESPERANDO A MI GATICA QUERIDA TENIENDO 5 MESES SE FRACTURO UNA PATA EN EL 2006 Y AUN HORITA 2009 LA SIGO ESPERANDO EN MI CASA A ESA GATICA TAN VALIOSA PARA MI Y NO CREAN CON ESOS 3 PERRITOS ME HICIERON LLORAR

  3. muy buenas historias! Lo que me apena es que en 2 de los casos se menciona a la perrera…
    En Argentina llevamos más de 100 años de perreras y nunca se logró controlar el tema de la superpoblación de canes… lo que nos dice que es INEFICAZ y ANTIEDUCATIVO. Sólo alienta al abandono y gasta recursos innecesarios que podrían ser utilizados para buenos fines.

    Por suerte hay lugares en el mundo que apuestan por el cambio ético y han logrado dar un ejemplo de civilización a los demás.

    Saludos!

  4. Pude ver el fin de semana pasado la película de Hachiko y creo que hacía tiempo que no lloraba así viendo una película, bueno sí, cuando vi “Una pareja de tres”. De hecho cuando leí esta entrada no pude hacerlo de seguido. A estas alturas tengo claro que es muy dificil encontrar a alguién que sea capaz de dar su amor de una manera incondicional como lo hacen ellos.

  5. yo vi la pelicula de hachiko pero las tres historias me iciieron llorar cuando vi el video de canelo llore y lo no niego llore y mi mama tabien YO TAMBIEN TUBE UN PERRO Q ME FUE MUY FIEL yo naci y el perro se alejaba pero cuando creci y tenia 8 años el perro me esperaba en mi cuarto pero una semana despues me fui de viaje y el perro queria quedarse en mi cuarto esperan creyendo q me iba al cole el perro me espero po un me en mi CUARTO yo yege y como una semana despues murio

Quita un poco de mierda de tu cabeza y dime algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s