Anécdotas policiales (1)


Inicio aquí una serie dedicada a las cosas curiosas que pasan en un trabajo como el mío, policía local.  A veces son divertidas, a veces curiosas… el caso es que llevaba mucho tiempo diciéndome a mí mismo “tienes que hacer un libro con las cosas que te pasan en el trabajo, que luego se te olvidan”.

Y es verdad, luego se me olvidan.  Como pasa con los chistes, que te pueden contar veinte mil chistes y al día siguiente no recuerdas ninguno.

Así que, para evitar eso (aunque ya se me olvidaron muchas, ¿qué le voy a hacer?) pongo aquí la primera anécdota de esta serie.  Cuando haya publicado unas cuantas, las intentaré recopilar en un archivo en formato PDF.  Puede ser entretenido, ¿no?

Vamos con la anécdota nº1: persecución peliculera.

Cuando uno trabaja de policía sabe que cualquier parecido entre las películas de polis y ladrones y la realidad, es pura coincidencia. Eso no quita que no haya persecuciones a toda velocidad y situaciones parecidas, pero no es lo habitual.

Recuerdo una persecución a eso de las 6:30 de la mañana en la que varios patrullas perseguíamos a unos ladrones de coches. La persecución se inició en Pinto y continuó por Madrid ciudad, hasta que los chorizos detuvieron el coche en una calle y salieron corriendo.

Como eso era algo que ya me esperaba y yo iba solo en un patrulla, ya había dejado en el interior del vehículo distintas cosas mías para evitar que se me perdiesen (el teléfono móvil, las llaves de mi casa, etc…) y así empecé a perseguir a pie a uno de los ladrones.

El elegido era un joven de unos 19 años, vestido con vaqueros y zapatillas. Eso es importante señalarlo, porque no resulta nada fácil perseguir a alguien cuando el poli va vestido con un cinturón que pesa varios kilos (walkie-talkie, grilletes, pistola, cargador…) y lleva botas “de faena”.

El caso es que después de varios minutos corriendo (yo calculo que unos 4 ó 5 minutos, aunque a mí se me hicieran eternos) el delincuente estaba tan cansado que literalmente se tiró al suelo. Yo no estaba mucho mejor que él, pero pude detenerle y ponerle los grilletes.

Sudorosos y jadeantes, ahora yo me encontraba con un nuevo problema: ¿dónde carajo estábamos? Vale, sí, en Madrid. Pero ¿dónde? No me gusta Madrid y, si puedo evitarlo, no voy a esa ciudad para nada. Sólo conozco el paseo de la Castellana y cuatro calles más, así que estaba completamente perdido.

Por eso, mientras andaba con el detenido por las calles de Madrid (ya serían alrededor de las 7:30 de la mañana) intentaba encontrar mi patrulla. Mi walkie-talkie no funcionaba, no estaba en Pinto. Y no tenía teléfono (lo había dejado en el patrulla para no perderlo durante la carrera).

Todavía recuerdo la cara de un señor muy trajeado que estaba en una parada de autobús cuando nos vio acercarnos (al detenido y a mí) y le pregunté:

Por favor caballero, sería tan amable de llamar al 112 y decirles que estamos en la calle… hmmm… ¿sabe usted qué calle es ésta?

Cuando el señor todavía estaba buscando la cámara oculta, pude apreciar al final de esa misma calle, a unos 200 metros, el reflejo azul de un rotativo policial sobre un escaparate. Así que, sin darle tiempo a responderme, le dije “Muchas gracias, ya no hace falta. Que tenga un buen día”.

Y, por fin, pude regresar hasta mi patrulla. Hogar, dulce hogar…

Imágenes: Gifmania.com.

5 pensamientos en “Anécdotas policiales (1)

  1. Hola Reygecko,antes de nada me presento,soy Fernando,el hijo de Lucía del Sol,llevaba varios días visitando tu espacio y la verdad que resulta muy interesente.
    Me he reído mucho con tu anecdota policial,por favor,cuentanos la de la fuente como bien dice mosval. 🙂

  2. Es que mosval es un poco cabroncete. Si me tomo unas cuantas botellas de vino, cuento la de la fuente. Porque tengo que estar muy borracho para contarla… 😉

    Por cierto, bienvenido al blog Fernando 😀

Quita un poco de mierda de tu cabeza y dime algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s