Linux a mi alrededor


Cuando empezó este año 2008, me marqué una serie de propósitos.  No es que haya conseguido muchos de ellos (apenas 2 ó 3) pero el que hace tiempo que superé con creces fue el  de extender Linux entre mis amigos, familiares, etc.  Me conformaba con instalar Linux a una persona por mes, llegando a 12 personas a lo largo de este año, pero ese objetivo lo superé de sobra en apenas 3 meses.

Ya he perdido la cuenta de las personas a las que les he instalado Linux, seguro que más de 100, concretamente Ubuntu, en su ordenador de sobremesa o en su portátil.  No me cuesta hacerlo, disfruto con ello.  Eso sí, necesito encontrar cierta disposición por parte de la persona a la que se lo instalo.  Basándome en el usuario final, podría distinguir entre 3 tipos de usuarios:

  1. El que no le interesa lo más mínimo cómo funciona su ordenador.  Quiere que su messenger funcione y ver porno, no le saques de ahí.  Ni le interesan los ordenadores, ni el software libre ni nada que necesite leer más instrucciones que las que lleva un microondas.  No merece la pena gastar ni un segundo ayudando a esta gente porque, además de que no te lo agradecerá, tampoco aprenderá nada: cuando algo no funcione, te volverá a llamar y punto.
  2. El que tiene cierto interés y se preocupa por saber dónde carajo está /home, aunque para eso tenga que buscarlo en Google.  No obstante, tampoco su interés es tanto como para preguntarse por qué es tan importante el software libre.  Y si le hablas de Stallman, puede echar a correr.  Es lo más común entre los nuevos usuarios y merece la pena echarles un cable.  Todos lo necesitamos al principio ¿no? 😉
  3. El que está muy impresionado por los valores del software libre, los empieza a comprender y los hace suyos.  De estos hay poquitos, pero cuando me encuentro con uno… snifff, snifff… se me llenan los ojos de lágrimas por la emoción.  Con estos usuarios suele ocurrir que, al darse cuenta de los tejemanejes de Microsoft, les empieza a provocar cierta repugnancia usar Windows, Office, MSN messenger y similares.

En lo personal, Linux me ha ofrecido un concepto muy distinto de la libertad.  Me ha enseñado que las cosas casi siempre se pueden hacer de varias maneras y que la peli de Matrix quizá no sea tanta ciencia-ficción como uno podría pensar.

Y como me ha dado tanto, ¿qué menos que devolver esa gratitud hacia la comunidad del software libre de la mejor manera que puedo? Por eso ayudo a los recién llegados a Linux.  Me niego a instalar Windows a nadie, se acabó el soporte técnico gratuito a Micro$oft.  Soy Linuxero… ¡¡porque yo lo valgo!!

2 pensamientos en “Linux a mi alrededor

  1. Pues muy bien, Walde, agradezco tu interés en postear (en el caso de que seas humano y no un bot de internet, que lo dudo… ) pero si no vas a poner una opinión y sólo pones enlaces, pues hazlo y ya está.

    Quiero decir que no hace falta un copiado/pegado de tooooodo el contenido de esa noticia para ponerlo aquí. No me molestan los enlaces, simplemente ponlos y ya está.

    Saludetes 😀

Quita un poco de mierda de tu cabeza y dime algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s